• Ensaladas divertidas

¡Llena vuestro verano de ensaladas divertidas y originales!

Lechuga, tomate, pepino, atún, huevo y alguna aceituna. Las ensaladas mixtas son un clásico de todos los veranos y gustan tanto a niños como a mayores. Son tan fresquitas que parece que es lo único que nos apetece cuando el calor aprieta. Y, además, son fáciles y divertida de elaborar. ¿Quién dijo que la ensalada era monótona y repetitiva? Hay muchas ensaladas ricas y originales.

Legumbres en formato ensalada

La llegada del verano no significa que tengamos que dejar de lado las los garbanzos, las lentejas o las alubias. ¡Sólo tienes que cambiar la forma en que las cocinas! Puedes utilizarla como base a la que añadir tantos ingredientes como os gusten. Pimiento, aceitunas negras, cebolla o queso fresco son algunos de los que podrás echar mano para dar alegría a tus ensaladas de legumbres.

El postre, lo primero

La tendencia que seguimos es comer la fruta al final de las comidas, pero vamos a proponerte que inviertas el orden añadiendo la fruta a la ensalada. Seguro que tu peque no está acostumbrado a mezclar sabores dulces y salados y le encantará. Existen tantas posibilidades como frutas en el mercado: naranja, fresa, pera o piña serán muy refrescantes. Para empezar elige su preferida y tu innovación será todo un éxito.

Para darle un toque crunchy puedes añadir frutas deshidratadas como papaya, plátano o  coco rallado.

La bella Italia llega a nuestras ensaladas

Lo sabemos, la pasta con tomate gusta siempre independientemente de si hace calor o no. Pero ¿por qué no convertir su plato preferido en una ensalada? Sólo tienes que elegir entre lacitos, espirales, caracolas o pastas de colores y después añadir hortalizas, pescado en conserva o pollo en trocitos.

Comemos con los ojos

La ensaladas son un tipo de receta muy versátil que permite infinidad de formas de presentación. Normalmente la servimos en un plato o una fuente, pero, ahora que tienes más tiempo atrévete a experimentar.

Si quieres sorprender a toda la familia puedes colocar todos los ingredientes dentro de la piel de un aguacate previamente vaciado o de un tomate del que hayas extraído la pulpa. Y si tu peque se agobia al ver un plato muy lleno, prueba a servir una ensalada deconstruida en vasitos individuales. ¡Seguro que te pide más!

Los complementos importan

Si todavía no te has apuntado a la moda de las semillas, de este verano no pasa.

El lino, las pipas de girasol, de calabaza o las de amapola son algunas de las variedades que puedes encontrar en el mercado e introducir en vuestra dieta. Además de múltiples beneficios para la salud de tu peque, aportan un toque crujiente que os encantará. Los frutos secos como las nueces o los piñones también resultan muy apetecibles cuando las encontramos en las ensaladas.

¿Y has probado a echar orégano? A tu peque le encantará el sabor a pizza de su plato y querrá que sea interminable.

2017-07-27T09:47:09+00:00 Tags: , , , , |
css.php