• bolsa de deporte

Qué llevar en la bolsa de deporte

Con la vuelta al cole llegan de nuevo las extraescolares. A veces están escogidas con esmero en función de los gustos del peque, otras son elegidas porque hay que cubrir más tiempo mientras llegas del trabajo. Lo que es casi seguro es que te queda poco tiempo entre unas clases y otras. La optimización se hace muy necesaria. Si tus peques han elegido un deporte como extraescolar, seguro que te vienen bien algunos consejos sobre qué llevar en la bolsa de deporte. Para que esas cosas básicas necesarias siempre estén a mano.

La bolsa

Es evidente: lo primero es elegir una bolsa adecuada. Ten en cuenta si la van a llevar los peques o si, por el contrario, serás tú quien la lleve sobre todo a la hora de elegir el tamaño.

Te recomendamos que tenga compartimentos y que sus asas sean cómodas. Es muy interesante que dispongan de un espacio propio para las zapatillas.

La ducha: un imprescindible tras el deporte

Sí, la ducha es un imprescindible tras el deporte. Con ella se quitarán el sudor, pero también se relajarán tras el esfuerzo. Pero, ojo, no olvidemos que se trata de una bolsa de deporte y que el espacio es limitado. No preparemos un neceser como el de las vacaciones de verano. 🙂

Un minineceser, como los que se venden para llevar en el avión, es una opción estupenda. Rellena los botecitos con sus champú, suavizante para el cabello -especialmente si es una niña- gel e hidratante corporal, si es que consigues que se la ponga, y ¡listo! No olvides incluir un peine y/o cepillo.

Otra cosa que no hay que olvidar a la hora de preparar la bolsa de deporte son las chanclas para la ducha. Nuestra recomendación es que te hagas con unas que solo use en esa extraescolar y que no salgan de la bolsa. Así no se os olvidarán.

También es importante la toalla. En la actualidad hay un montón de opciones. Si bien puede que las de microfibra no sean las más calentitas, son las que menos ocupan.

Bolsas y más bolsas

No es que te vayas a convertir en tu abuela de  pronto -bueno, quizá sí- que siempre tenía una bolsa de plástico encima “por si acaso”. Pero es verdad que en la bolsa de deporte hay que llevar bolsas.

La primera es una bolsa para la ropa sucia. En el mercado puedes encontrar bolsas de tela, muy prácticas porque puedes echarlas a lavar al mismo tiempo que la ropa. Todo a la lavadora y listo. Esta opción es interesante porque te durará mucho tiempo y cuidarás el medioambiente. Como ves, todo son ventajas.

La segunda bolsa que conviene tener a mano es una impermeable para las cosas mojadas. No hace falta que sea una bolsa de la compra que, además, ocupará mucho más sitio. Las hay con cremallera, con cierre zip y en diferentes tamaños, adaptadas a la talla de la ropa de tu peque. 😉

La muda

¿Cuántas veces se te han olvidado los calcetines limpios o la ropa interior? Planifica la muda que tu hijo o hija va a necesitar repasando qué lleva puesto normalmente. A lo anterior es probable que tengas que sumarle una camiseta interior, si es que ya han bajado las temperaturas.

Si aún es muy pequeño, o se trata de un intrépido explorador, puede que también quieras meter ropa limpia en la bolsa de deporte. Pero eso ya es “a gusto del consumidor”.

Esperamos que estas recomendaciones te vengan bien para encarar el otoño con organización. ¿Nos hemos dejado algo para ti imprescindible?

css.php