• remedios abuela

De los remedios de la abuela a los padres y madres con superpoderes

Por Estilosa sin pasta

Seguro que muchos sabéis de lo que os hablo si habéis tenido la suerte de criaros con vuestros abuelos.

Recuerdo mi infancia con mucho cariño. En verano nos juntábamos todos los primos en la casa de la playa de mis abuelos. Nos lo pasábamos tan bien que estábamos deseando acabar las clases para que nuestros padres nos llevaran.

Por las mañanas, nos íbamos bien tempranito, con mi abuelo cargado con mil trastos, para ser los primeros en plantar la sombrilla. Ahora lo recordamos y nos reímos, pero en ese momento competíamos para ver quién llegaba antes a la orilla.

Y por la tarde, después de comer y respetando las dos horas de digestión sagradas para mi abuela, nos metíamos a la piscina y jugábamos hasta que nos llamaba para merendar. Siempre hacíamos algún nuevo amigo. Aunque ya teníamos nuestra pandilla, era genial conocer gente nueva.

Pero no había tarde que no volviéramos con algún moratón en el cuerpo. Aunque mi abuela estaba pendiente de nosotros, los golpes en los niños son inevitables. Recuerdo que nos ponía un trozo de cebolla en el chichón y, aunque no podíamos soportar el olor, el remedio casero funcionaba. El moratón ya no iba a más.

Y es cierto, cuando eres madre, los golpes y moratones se hacen parte de tu vida. Ahora, gracias a todos los adelantos, tenemos productos que  ayudan a cuidar su piel cuando se dan algún pequeño golpe. Yo siempre llevo en la bolsa de mis gemelas Arnidol Gel Stick, que gracias a su formulación natural a base de árnica y harpagofito, refresca y reconforta la piel aliviando los pequeños golpes de los niños.

Nuestros peques nos hacen revivir nuestra infancia. Disfruta, juega con ellos, sin preocuparte de los pequeños golpes. Cada vez que se caen es porque están aprendiendo algo nuevo. ¡¡Cuídalos, pero déjalos explorar por si mismos, no les pongas límites!!

2017-10-30T11:19:25+00:00 Tags: , , , |
css.php