• 5 claves para controlar las rabietas de tu pequeño

Todos los niños pasan por esta etapa pasajera. Te explicamos cómo afrontarla.

Hacia los dos años, o incluso antes, los niños descubren el poder de las rabietas. No te preocupes, es una etapa pasajera. Se enrabian por cualquier motivo por tonto que sea y lo utilizan como medio para conseguir un fin. Están probando su eficacia para lograr lo que quieren.

 

Aunque pasará con el tiempo, es necesario que aprendas a gestionar estas rabietas. Te damos algunos consejos para que puedas mantenerlas bajo control.

1. Adopta una posición y mantenla firme. Si eres constante al final tu pequeño verá que enrabiarse no le lleva a ningún sitio. No ocurre de un día para otro, pero con el tiempo, tu hijo acabará entrando en razón.

2. No respondas a su rabieta con más enfado. Recuerda que los niños imitan a los mayores que tienen al lado. Por lo tanto, si tu también te enfadas, le estarás dando más elementos para que se siga enfadando a la primera de cambio.

3. Plantéale varias opciones. Normalmente sus enfados estarán causados por no poder tener algo que quiere. Dale alternativas a sus deseos y así su frustración será menor. Incluso de esta manera olvidará antes que está enfadado.

4. Intenta calmarlo ante todo. Mientras esté furioso, no te escuchará ni entrará en razón.

5. También tiene derecho a desahogarse. Dale tiempo. Cuando se haya calmado, lo verá todo de otra manera. Lo más probable es que olvide que estaba enfadado.

Si te ha gustado este artículo, quizás también te interese: Implícale en las tareas del hogar y Reciclar también es cosa de niños.

 

Imagen

176888732.jpg

Imagen destacada

176888732.jpg

Imagen promocionado

176888732.jpg

POST RELACIONADOS

  • octubre 4th, 2019 |
  • niñas en clase de natación motricidad gruesa
  • Qué es la motricidad gruesa

  • La motricidad gruesa es la encargada de los movimientos de los grandes grupos musculares del cuerpo. Es la que hace que te desplaces y puedas realizar movimientos motrices complejos, como lanzar objetos, saltar a la comba o mantener el equilibro.

  • LEER MÁS >
Más artículos
5 propuestas para hacer deporte en familia en Semana Santa