• 5 trucos para que tu hijo duerma bien

¿No sabes qué hacer cuando tu hijo quiere dormir pero no puede? Te damos 5 consejos para lograrlo.

No siempre es fácil que tu hijo duerma. Muchas veces está tan cansado que no logra conciliar el sueño. Parece una contradicción, pero sucede. Ármate de paciencia y prueba con estos 5 consejos que te proponemos a continuación.

 

1. Detecta sus signos de cansancio. Si no te das cuenta cuando tu hijo necesita una siesta, puede que pase, sin darte cuenta, al otro extremo. Un niño demasiado cansado entra en un estado de energía artificial que a menudo va acompañado de más irritabilidad y rabietas. Observa su comportamiento y establece una pautas horarias.

2. Crea unas rutinas diarias, predecibles, con sus comidas y horas de sueño incluidas. Si tu pequeño sabe qué toca en cada momento, lo hará de manera más relajada.

3. Adáptate a su ritmo. Es recomendable que modifiques tu rutina y te adaptes a él. No te obsesiones con el reloj y presta atención a sus necesidades.

4. Acondiciona y prepara el ambiente antes de dormir: vístelo con ropa cómoda y fresca, reduce la luz y ponle música, si así se relaja.

5. Evita las “micro siestas”. ¿Sabías que la primera fase del sueño puede durar sólo 5 minutos y reducir la sensación de sueño? Con tan sólo unos minutos de siesta, tu hijo puede llegar a desvelarse y no volver a dormir. Estas “mini siestas”, en cambio, no le harán descansar de verdad. ¡Evítalas! En los momentos en que creas que tu niño no podrá descansar bien, no propicies un entorno en el que pueda quedarse dormido, como un paseo o una vuelta en coche.

Si quieres saber más acerca de los cuidados que necesita tu hijo, quizás te interesen los artículos 5 claves para controlar las rabietas y Aprender a dormir bien.

 

Imagen

1.8.jpg

Imagen destacada

1.8.jpg

Imagen promocionado

1.8.jpg

POST RELACIONADOS

Más artículos
A la nieve, sin moratones