• 5 trucos para que tu hijo duerma del tirón

¿Tu pequeño come y duerme bien? Te damos algunos consejos para que tu hijo cene y descanse bien.

Las preocupaciones de toda madre suelen ser siempre las mismas: la comida y el sueño. Cuando una de las dos (o las dos) falla, el proceso se vuelve duro y difícil de llevar. Aunque cada niño es un  mundo y no hay fórmulas matemáticas en el cuidado de los hijos, sí que hay algunos principios generales que te pueden ayudar a mejorar.

 

Aprender a dormir bien (y toda la noche) es un proceso que puede llevar mucho tiempo a tu pequeño. Lo primero que necesitas es paciencia. Pero también debes tener en cuenta otros aspectos, como la cena. El sueño no debe verse alterado por factores externos como el hambre, una mala digestión o un exceso de comida. En este sentido, las cenas son claves para favorecer o no el sueño.

 

Claves para que las cenas sean idóneas para facilitar el sueño:

1. No lleves a dormir a tu pequeño inmediatamente después de cenar. Deja que pase un ratito. La digestión podría dificultarle conciliar el sueño.

2. Hay alimentos que facilitan el sueño, como la leche, la pasta, el arroz, la fruta o las infusiones relajantes. Inclúyelos en sus cenas.

3. Del mismo modo, algunos otros entorpecen el descanso, como aquellos ricos en proteínas, los condimentos, el cacao o la cafeína. Las bebidas con cola son consumidas a menudo por los más pequeños y es uno de los errores más comunes. Evita que los tome antes de ir a dormir.

4. Igual que en tus cenas, no te pases con las cantidades. Las comidas muy copiosas, como sucede en los adultos, hacen difícil dormir y descansar bien.

Si te ha parecido interesante este artículo, no te pierdas estos otros relacionados con la alimentación infantil: Cómo enseñar a tu hijo a comer solo o ¿Qué hay hoy para merendar?

 

 

Imagen

1.8.jpg

Imagen destacada

1.8.jpg

Imagen promocionado

1.8.jpg

POST RELACIONADOS

Más artículos
Assine a nossa Newsletter