Organizar la agenda de extraescolares de tres niños por Carmen Osorio

  • organizar agenda extraescolares tres niños Carmen Osorio

Ya ha empezado el colegio y las familias volvemos a la rutina y a los horarios que nos guiarán durante meses hasta las próximas vacaciones de verano. En estas fechas, a muchos padres nos llega el folleto o el correo con las actividades extraescolares disponibles para el curso. Y ahí empiezan una serie de dudas sobre si es mejor deporte o idiomas, o las dos cosas, o mejor por la tarde, o después de comer…

Las circunstancias familiares son únicas

Al final, cada familia tiene unas circunstancias determinadas. No es lo mismo que los padres trabajen fuera de casa hasta tarde, a que una persona de la pareja disponga de tiempo para poder llevar y traer niños de un sitio a otro. No es lo mismo que la actividad sea en el propio colegio a que haya que ir a un club, o a una academia o a una piscina municipal. Las horas del día son las que son y muchas veces hay que hacer encaje de bolillos.

Priorizar aquello que les guste a los niños

Así que lo más importante es conocer bien las posibilidades y el tiempo que tenemos y no olvidar nunca las preferencias de los niños. Sí, los niños son los que van a hacer esas actividades y no podemos cargarles las horas (tener tiempo para jugar es fundamental) sólo porque queramos que aprendan decenas de cosas o porque no tengamos alternativas para estar con ellos. Perfecto, si no hay tiempo para estar con ellos hasta más tarde, al menos que elijan aquello que les guste y con lo que vayan a estar entretenidos. No pueden estar aprendiendo contenidos en el cole y al salir de él.

La que aquí escribe tiene tres niños muy futboleros. Siempre les hemos preguntado, y yo aún sigo preguntando, si quieren hacer otro deporte, porque considero el ejercicio fundamental en la vida, pero lo tienen claro. El fútbol es el deporte rey en este país así que se nos exige a padres y niños compromiso. Y además, no se limita a entrenar entre semana sino que los fines de semana también hay que competir. Eso nos va a pasar con casi todos los deportes pero quizás en el fútbol ese nivel de compromiso se exige ya desde muy pequeños frente a otros deportes. Pues tengamos en cuenta que si eligen deportes, los fines de semana haya que hacer el esfuerzo de llevarles a los sitios donde corresponda.

Mi consejo es priorizar. Es decir, si tengo tres niños que juegan al fútbol, cada uno entrena dos veces a la semana y cada uno tiene un partido semanal, yo personalmente he decidido descartar otra actividad entre semana por las tardes. Si además de ese deporte os interesa que hagan natación, que es importante, pero no queréis acabar como pollo sin cabeza, quizás lo mejor es dejarlo para el fin de semana. De ahí la importancia de evitarnos y evitarles los agobios. Midamos.

Varias actividades pero sin pasarnos

¿Qué queremos inglés y deporte? Pues entonces, como presumiblemente el inglés les parecerá menos divertido que el vóley o el baloncesto, tendremos que pensar que quizás el idioma tiene que estar limitado. Sí, lo sé, todos queremos que nuestros hijos naden, que nuestros hijos sepan idiomas, que hagan deporte y que saquen buenas notas. Pero son niños y la infancia es una. Organizar las actividades extraescolares de los hijos no siempre es fácil. Pero es clave no saturarles y que tengan alguna motivación para hacer esa actividad. Y priorizar cuando son varios hijos y todos quieren hacer alguna actividad.

Por Carmen Osorio, autora de No soy una drama mamá.

2018-10-02T11:49:23+00:00octubre 2nd, 2018|Categorías: Superpoderes Arnidol|Etiquetas: , , |Sin comentarios

¿Tienes algo que comentarnos?