• Alimentos buenos para el cerebro
  • Alimentos buenos para el cerebro

Una alimentación variada y equilibrada es la mejor receta para cuidar la salud de tu hijo.

El cerebro, como cualquier otro órgano del cuerpo, necesita que lo cuidemos. Y sobre todo durante la infancia. Una buena manera de hacerlo es a través de la alimentación, tomando aquellos alimentos que favorecen que las capacidades mentales de tu peque sean las óptimas.

A continuación, te indicamos qué alimentos son los más beneficiosos para el cerebro. Aquellos que contienen los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para desarrollar correctamente sus distintas funcionalidades. Lo mejor siempre es seguir una alimentación variada y equilibrada, repartida en cuatro o cinco comidas diarias, que incluya:

  1. Alimentos ricos en proteínas como la carne, el pescado y el huevo. Contienen aminoácidos, que ayudan en la formación de neurotransmisores.
  2. 2. Legumbres, carne de cordero, crustáceos y frutos secos porque aportan zinc, un mineral que favorece la comunicación entre las neuronas.
  3. Leche y derivados, ricos en calcio. Son básico para la formación de los huesos de los más pequeños, pero también son beneficiosos para las células del cerebro encargadas del aprendizaje.
  4. Frutos secos, ya que también son ricos en fósforo, muy favorable para aumentar la capacidad de memorización.
  5. Cereales, legumbres, frutas y verduras que, además de otros beneficios para la salud, contienen glucosa, una especie de carburante que dota de energía al cerebro para trabajar a pleno rendimiento. Y no sólo eso: también mejora el estado de ánimo.

Y además ten en cuenta que:

– El desayuno es una comida clave en la alimentación de tu peque. Es la primera del día y debe permitir recuperar los nutrientes necesarios después de horas y horas de descanso. Es importante que combine lácteos, cereales y fruta para empezar el día con una buena dosis de proteínas, hidratos de carbono, vitaminas y calcio.

– A media mañana, conviene un recordatorio. Un bocata de queso o un puñado de frutos secos y una pieza de fruta refuerzan la ingesta de hidratos de carbono, proteínas y grasas, necesarios para el rendimiento escolar.

– Repartir la alimentación en cuatro o cinco tomas a lo largo del día contribuirá a que su cerebro reciba los nutrientes y la glucosa que necesita a lo largo del día para rendir correctamente.

Quizás también te interese: Los mejores alimentos para el desarrollo de tu hijo y Trucos para que tu hijo aprenda a comer sano.

POST RELACIONADOS

Más artículos
¿Solo telas y papel? No, es el mejor disfraz del mundo