• niño desayunando encima de la mesa de la cocina
  • Superpoderes para el almuerzo en el cole

Al final la rutina se instala en nuestro día a día y volvemos a la “tarea” de preparar el almuerzo para el recreo. Esta conversación en el grupo de madres de la clase de nuestros hijos puede acabar con la batería de tu smartphone. ¿Lo sabes, verdad? Entran en la conversación con paso firme las hater del azúcar, la de los procesados, la de las cantidades y la de los productos frescos. También la de los zumos y los lácteos y, así un sin fin de roles que colapsan el chat. ¿Te suena la historia? Seguro que todos tenemos un rol pero… a veces cuesta darnos cuenta de cuál es el nuestro. ;)

Por si en casa os escasean las ideas para el nuevo curso, os dejamos algunas que a veces utilizamos. Seguro que alguna os acaba convenciendo o, al menos, solucionando algún día lectivo.

Almuerzos variados para todos

  • Frutas de temporada. Nos gusta apostar por estos almuerzos porque están llenos de vitaminas y nos permiten ir variando el menú. Hay algunas más fáciles de pelar que otras, pero nada que no podamos arreglar un con tupper adaptado. Además, a nosotros nos gusta consumirlo en piezas y no en zumo, que reservamos para el consumo en casa. Y lo mejor de todo: no lleva mucho tiempo el prepararlo y es sano.
  • Bocadillo. Sin duda, el clásico entre los clásicos. A veces también nos vale un sándwich, que conservar el pan en su punto es una tarea complicada. Hoy en día encontramos muchos tipos de pan, seguro que encontráis uno que se adapte a vuestros gustos y necesidades. Y si hablamos del relleno, qué os vamos a contar. Desde los clásicos mixtos, pavo ligero o jamón hasta el queso en crema y los patés. Para gustos, bocadillos de sabores. Eso sí, los de chocolates y cremas de cacao los reservamos solamente para ocasiones especiales. ;)
  • Lácteos. Los yogures líquidos para beber o los brik de leche en formato mini pueden ser otro de nuestros grandes aliados. A algunos de nuestros peques les cuesta mucho beberse un vaso de leche lleno por las mañanas para desayunar. Por ello, posponer esa toma para el almuerzo puede ser una opción, además de un plus de hidratación para días calurosos. Ahora hay un montón de tipos de leche, bebidas de avena, soja, almendras, etc. ¿cuál soléis tomar en casa?
  • Snacks dulces y salados. Asumámoslo, no somos perfectos. Este tipo de alimentos no debe tomarse de forma habitual, pero ¡un día es un día! Bien porque se nos haya complicado el día para preparar un almuerzo más saludable o bien porque nuestros hijos se merezcan un “extra”, este tipo de alimentos pueden ser nuestra opción de forma ocasional.

¿Ya habéis decidido qué tomar en el almuerzo? Si tenéis otras ideas, compartidlas con nosotros. Muchas veces estamos acostumbrados a ciertos productos y nos cuesta salir un poco de nuestra “zona de confort en el supermercado”. Además, estas ideas también pueden sernos de gran utilidad para los papás o mamás que también tomamos un pequeño almuerzo durante la jornada laboral.

POST RELACIONADOS

Más artículos
En busca del tesoro en Bretaña