• Árnica en crema: usos, efectos, beneficios…

  • El árnica en crema es muy adecuada para los niños, en aliviarles y refrescarles la zona aportándoles confort y tranquilidad. Conoce los beneficios de la crema de árnica y sus usos.

El árnica es una planta muy utilizada para la elaboración de cremas enfocadas a temas musculares y para leves golpes. El árnica en crema es muy adecuada para los niños, para aliviarles y refrescarles la zona aportándoles confort y tranquilidad. De hecho, muchos hogares y escuelas cuentan con una crema de árnica en su botiquín para ser utilizada de modo inmediato cuando un niño se da un leve golpe. ¡Y es que… estos niños nunca paran quietos! ¡Pero mejor que no paren, que hay mucho por descubrir!

El árnica es una planta de color amarillo anaranjado y con hojas cubiertas por pelos, supera el medio metro y tiene un aroma parecido al de la manzanilla. Se considera muy efectiva debido a su potente acción de calmar y refrescar la zona. Y existen varias fórmulas que pueden aportar efectos del árnica similares.

Beneficios de la crema de árnica

Seguro que cuando te han hablado del árnica en crema, lo primero que te viene a la cabeza es: ¿Cuáles son los beneficios de la crema de árnica? Verás que son unos cuántos los beneficios y los efectos del árnica en ser una planta utilizada para numerosos casos por su alto contenido en flavonoides, ácido caféico, lactonas sesquiterpénicas y ácido clorogénico.

  • Permite ayudar a una buena cicatrización de la piel.
  • Ayuda a disminuir las consecuencias de los pequeños golpes.
  • Alivia y refresca la piel de leves golpes. Previene la aparición de chichones.
  • Actúa en la zona de forma natural para prevenir molestias.
  • Efectos positivos en la circulación sanguínea acelerando el proceso de recuperación de varios tipos de golpecitos.
  • Seguramente has oído hablar de los beneficios de la crema de árnica en cuanto a prevención. Cuida y refresca la piel.
  • Útil para molestias en músculos.
  • Otro de los efectos del árnica es que ayuda a evitar mareos en viajes.
  • Se considera un complemento aliado para la piel.
  • Actúa como calmante.
  • Se utiliza para ayudar a prevenir estrías en la piel.
  • Otro de los beneficios de la crema de árnica es la eliminación de hongos.
  • Favorece el bienestar bucal, en concreto, de las encías.

Usos de la crema de árnica

Los usos tópicos y los efectos del árnica se han aprovechado desde la antigüedad. Existen distintas formas de preparar la crema de árnica para solucionar algunas afecciones y molestias, son las siguientes:

  • Molestias musculares. El árnica en crema ayuda a mejorar la circulación y disminuye molestias musculares que van apareciendo debido a los sobreesfuerzos o la tensión. Para preparar árnica en crema, puedes poner a derretir 40 g de manteca de karité y mezclarla con 10 gotas de tintura de árnica. A continuación, conseguirás un producto homogéneo. Déjalo reposar hasta que se solidifique. Y por último, frota la pomada sobre la zona. Puedes repetir su aplicación dos veces al día.
  • Molestias en articulaciones, cartílagos, huesos, ligamentos, tendones o tejido conectivo. Los extractos de árnica tienen un efecto relajante y de reducción de molestias en estas zonas. ¿Cómo preparar árnica en crema? Vierte una cucharada de raíz y hojas de árnica (15 g) en una olla con 500 ml de agua, y la pones a hervir. Cuando han pasado 5 minutos, la retiras del fuego y esperas a que repose. Sumerge un paño limpio en el líquido y lo aplicas en las zonas afectadas, lo dejas actuar entre media hora y 40 minutos. Vas repitiendo su uso hasta que notes una mejora.
  • ¿Pies cansados? Otro de los usos más conocidos es para los pies cansados. Se recomienda árnica para una mejora de la circulación. Para esta ocasión, prepara árnica en crema agregando flores de árnica en un recipiente que contenga 750 ml de agua hirviendo. A continuación lo dejas reposar unos 10 minutos. Luego, introduce los pies durante unos 20 minutos. Lo puedes hacer cada vez que te sientas cansada.
  • ¿Tienes varices? El árnica no puede hacer milagros para tus varices pero es un buen aliado para reactivar tu circulación en las zonas donde se dificulta el retorno venoso. Puedes mezclar 5 ml de tintura de árnica con 45 ml de aceite de oliva hasta obtener un producto homogéneo. Una vez tienes tu árnica en crema lista, puedes frotarla sobre las venas con varices. Masajea la zona durante unos 5 minutos, deja que se absorbe y ya puedes retirar los residuos con un paño húmedo. Puedes utilizar este truco al menos tres veces a la semana.
  • Útil para las quemaduras. El árnica pueda ayudar a leves quemaduras superficiales, calmándolas. Un tipo de crema de árnica adecuado es diluir 5 ml de tintura de árnica en 250 ml de agua fría. Una vez tengas a punto tu árnica en crema, puedes empapar un paño limpio de algodón con el preparado y aplicarlo en la zona afectada. Puedes usarlo todos los días hasta que ya tengas la piel como antes.

Otras maneras de aplicar árnica

Existen diferentes usos para aplicar árnica en una zona afectada. Son los siguientes:

  • Pomadas, geles o cremas en árnica. Indicados para aplicar sobre la piel que ha recibido un leve golpe, ya que alivia molestias musculares. Un ejemplo de pomada sería colocar 5 g de cera de abeja, 45 ml de aceite de oliva, 4 cucharadas de hojas y flores de árnica picadas en una olla en baño maría y dejar hervir a fuego lento durante unos minutos. Después puedes apagar el fuego y dejar los ingredientes dentro de la olla durante algunas horas para macerar. Antes de enfriar, puedes colar y almacenar la porción líquida en un recipiente con tapa. Es aconsejable que lo mantengas en un lugar oscuro, seco y aireado. Tiene una vida útil de un año y puedes aplicarla en la piel de dos a tres veces al día.
  • Compresas de té de árnica. En el caso de recibir algún arañazo o leve golpe también se puede aplicar una compresa de té de árnica en la zona. Puedes colocar una cucharadita de flores de árnica en 250 ml de agua hirviendo y dejar reposar durante 10 minutos. A continuación, puedes colar, sumergir la compresa y aplicarla tibia según la zona afectada de dos a tres veces al día. 
  • Aceite. Para tratar algún leve golpe también se puede utilizar aceite de árnica, ya que también ayuda a calmar la zona. Para su preparación, puedes colocar 10 g de flores secas de árnica y 100 ml de aceite de oliva en un recipiente de vidrio, limpio y seco, con tapa. Lo mezclas con una cucharada, tapas el frasco y cubres con papel de aluminio. Lo agitas bien para ayudar a liberar sustancias activas de la planta. Y lo guardas en un lugar ventilado, lejos de la luz durante de 30 a 40 días. El siguiente paso es colar el aceite para retirar las flores de árnica y guardar el aceite en otro recipiente limpio, también lo secas, lo tapas y lo cubres con papel aluminio. El aceite se puede aplicar de dos a tres veces al día en la zona afectada.
  • Tintura. Su preparación con alcohol también trata leves golpes y molestias en los músculos. ¿Cómo puedes hacer tintura de árnica? Puedes triturar 10 g de hojas secas de árnica con un mortero para liberar sustancias activas. Cuando están trituradas las hojas, las puedes colocar en un recipiente de vidrio con tapa, limpio y seco, y añadir alcohol y agua filtrada. Cierras el recipiente, y cubres por fuera con papel aluminio. Lo dejas reposar una semana. Es recomendable agitar el frasco con tintura de árnica todos los días. Cuando ha pasado la semana, retiras las hojas de árnica y pasas la tintura a otro frasco de vidrio, también limpio, seco y cubierto con papel aluminio. La tintura dura un año aproximadamente y el frasco necesita ser agitado antes de cada uso. Para su aplicación, ayúdate con un poco de algodón masajeando la zona deseada. Puedes utilizar tintura de dos a tres veces al día.

Ahora ya conoces más beneficios de la crema de árnica, efectos y usos. Como has leído, tiene múltiples utilidades, y como siempre decimos, recuerda no aplicar árnica en heridas abiertas. Tan sólo se puede aplicar crema de árnica en la vía tópica, por lo tanto, no puedes ingerirla ni tú ni tu peque.

POST RELACIONADOS

Más artículos
Qué hacer cuando mi hijo no quiere ir al baño