• árnica niños
  • Arnidol Gel Stick: los superpoderes de Arnidol

  • ¿Sabías que el árnica ayuda a refrescar y calmar la piel de tu pequeño tras el pequeño golpe? Descubre más información en este artículo.

Que las mamis y los papis tenemos superpoderes es algo fuera de duda. Quién sino sería capaz de hacer mil y una cosas a la vez, estar siempre ahí cuando nuestro hijo/a nos necesita, llegar a cualquier rincón aunque la lógica espacio/tiempo parezca que nos lo impida o contar el mismo cuento por vigesimoquinta vez y hacerlo con la emoción del primer día. Esto por solo mencionar algunas de las habilidades que uno desarrolla cuando se pone la capa de padre o madre. Quién nos lo iba a decir, ¿eh?

Pero ser papis también implica conocer aquellos trucos o consejos que pueden hacer que la vida de nuestros hijos sea lo más placentera posible. Como si de una súper guía se tratara, solemos tener en nuestra mente aquellas soluciones para cualquier tipo de eventualidad -que no son pocas- que pueda surgir.

Un día en el colegio, una tarde en el parque o las carreras en los pasillos de casa son momentos en los que la diversión y el entusiasmo comulgan para ofrecer vivencias únicas. Momentos, también, en los que en ocasiones pueden darse algunas caídas o golpes. Si sois de esos padres y madres con superpoderes que tenéis entre vuestras preocupaciones la seguridad de vuestros hijos, este es vuestro artículo.

¿Cansancio? ¡No existe!

A pesar de que alguna vez lo hayas conseguido, los domingos de sofá suelen pasar a la historia cuando un niño/a entra en nuestras vidas. Los pequeños de la casa necesitan salir, correr, jugar y disfrutar de actividades con sus amigos y también en familia. No importa la actividad que lleven acumulada ese día. Siempre tienen energías para acabar de completar la jornada con alguna cosa divertida.

Como si no fuera suficiente con la jornada escolar, seguramente tu pequeño ya tenga en mente el momento en el cual iréis al parque o de excursión por algún lugar divertido de tu ciudad. ¿Tienes pensado qué podéis hacer para divertiros?

Clásicos de ayer y de hoy

Por fortuna, los años que le sacamos a nuestros pequeños nos permiten haber experimentado con multitud de juegos y conocer aquellos más divertidos. Juegos al aire libre que no entienden del paso de los años y que siguen siendo de gran recreo para nuestros hijos. Aunque también hay que decir que el recreo tampoco suele ser muy complicado: un poco de césped, otros niños/as, una cuerda, un balón y… ¡la diversión está asegurada!

No obstante, cuando eso no funciona y te toca tirar de imaginación, te recordamos cuatro juegos al aire libre que son infalibles a la hora de pasárselo en grande con los más pequeños:

  • Juego del pañuelo. Se forman dos equipos. Cada miembro de un equipo debe usar un número para identificarse: 1, 2, 3… De esta manera, cuando la persona de la fila del medio con el pañuelo diga el número, los niños de cada equipo deben apresurarse a agarrar el pañuelo y volver al punto de partida. ¡Ojo! Si un equipo persigue y alcanza al oponente tocándolo, gana. 
  • Carrera de sacos. Unos cuantos sacos, ganas de correr y un poquito de estabilidad. Con eso, y una línea de salida y otra de llegada, ya se puede poner en práctica este tradicional juego al aire libre.
  • El pilla-pilla. El pilla-pilla es un juego al aire libre típico para niños. Un niño cuenta hasta diez desde la base. Después, es el momento de perseguir mientras otros huyen. Los niños que logran llegar a la base durante la persecución se salvan y los niños que han sido tocados son eliminados.
  • El escondite inglés. Otro clásico. Uno de los participantes debe darse la vuelta y decir en voz alta: «uno, dos, tres, vayan al escondite británico». Cuando acaba, debe volverse para mirar a su alrededor y detectar si alguno de sus compañeros -que deben permanecer inmóviles- se mueve. Esta acción debe repetirse de forma rápida hasta que uno de los participantes logra llegar hasta la pared.

Arnidol, barritas con árnica 

En cualquier de los anteriores juegos o en alguna de nuestras frecuentes visitas al parque, entre otras situaciones, es probable que pueda producirse alguna caída o golpecito. Es normal. ¡Que no cunda el pánico!

A pesar de que pongamos todo nuestro empeño en evitarlos, hay ocasiones en que los golpes o las caídas aparecen y solo queda hacerles frente. Acompañados de lágrimas y del conocido “te lo dije” o “te lo advertí” (imprescindible siempre en el manual de padres) se produce el momento de la verdad en la que los superpoderes de padres y madres entran en escena.

Si Spiderman tiene sus telarañas, el gran superpoder de padres y madres es el stick de árnica. Concretamente, Arnidol gel stick. Un aliado de árnica para refrescar la piel ante los golpes leves más comunes en niños. Un imprescindible que debemos llevar en nuestro bolso o mochila para toda eventualidad -aquí te contamos, por ejemplo, la relación entre el deporte y los golpes en niños más comunes- que pueda surgir.

Árnica, el superpoder de los «papis»

Cuando en ocasiones usamos Arnidol gel stick no son pocas las veces en las que nos encontramos ante las atentas preguntas de otros papis y mamis que quieren saber más sobre nuestro stick.

¿Sabrías explicarlo? ¿Te surgen dudas? Vamos a intentar resolverlas entrando en detalles.

¿Qué es el árnica?

El árnica es una planta, localizada, principalmente, en el centro y sur de Europa, que destaca por sus propiedades para la piel. Este compuesto natural, -unido al harpagofito, una planta originaria de Sudáfrica que a través de su raíz aporta una agradable sensación de bienestar y confort-, posee propiedades.

Árnidol gel stick o Árnidol roll on

Si entramos más en detalle, debes tener en cuenta la diferenciación que se produce entre:

  • Árnidol gel stick: gracias a la combinación de Árnica y Harpargofito -ambos de origen natural- refresca y reconforta la piel después de los pequeños golpes. En formato barra, de forma suave y con movimientos circulares, su aplicación en la zona afectada produce una sensación de bienestar que reconforta la piel de los niños, puede utilizarse desde los 3 meses y puede repetirse tantas veces como sea necesario.
  • Árnidol roll on: mantiene los beneficios mencionados anteriormente en el Árnidol gel stick, surgidos de la combinación de Árnica y Harpargofito, pero su aplicación con el innovador formato de Roll-On con bola metálica aporta un efecto de frescor inmediato, que calma y refresca la piel de nuestros niños, desde los 3 meses. Su aplicación, con círculos concéntricos de fuera hacia dentro, calma y suaviza la piel y puede repetirse tantas ocasiones como se precise.

¿Cuándo hace falta?

La pregunta tiene trampa. Sí, así es. Lo más correcto sería que te cuestionaras cuándo no. Frente a ese planteamiento, la mejor opción es siempre tener Árnidol Gel Stick en casa y también para llevar con nosotros cuando salgamos del hogar.

Las prisas, aquello que no encontramos, las cosas del pequeño y algún que otro despiste puede hacer que salir de casa sea una odisea. Para que eso sea más sencillo, y no tengas que darle tantas vueltas día a día, te recomendamos unos básicos para que siempre lleves contigo:

Un botiquín con elementos básicos para pequeños accidentes como el suero fisiológico para pequeñas raspaduras, unas gasas para ayudarte a limpiar la zona del golpe y unas tiritas para pequeñas heridas.

Una barra de árnica para los golpes superficiales en la piel, sin herida. Las propiedades del árnica, calmarán y refrescarán la zona tras los pequeños golpes.

Sea en el formato que sea, Árnidol es el aliado perfecto para acompañar cualquier aventura de tu pequeño.

Fácil de llevar en el bolso, mochila o incluso en los propios bolsillos, su fácil aplicación te permitirá que incluso tu hijo/a pueda aplicárselo, siempre bajo tu supervisión o la de un adulto.

Pase lo que pase, ten siempre la tranquilidad de saber que podrás acudir en su ayuda con tus superpoderes en forma Arnidol Gel Stick. Sus ingredientes de origen natural, además del árnica el harpagofito, ayudará a refrescar y calmar la piel del niño tras el pequeño choque.

¿Lo tienes ya preparado? ¡Vamos, a por la siguiente aventura junto a tu pequeño!

POST RELACIONADOS

Más artículos
El arte no tiene edad