• Los bichitos no descansan en invierno

Si pensabas que las picaduras de bichitos solamente se dan en verano, estabas en un error: los bichitos no descansan en invierno que buscan dejar su huella sobre nuestra piel y ya sabemos que la piel de los niños es más sensible :).

Te contamos cuáles son los insectos que no dan tregua durante todo el año para que siempre estés alerta y no bajes la guardia:

  • La pulga. Atacará especialmente si tienes animales en casa. Identificaremos los granitos porque suelen localizarse en los tobillos o en las piernas y generalmente aparecen seguidos dibujando una especie de “caminito”. Es importante que no se infecte, pues esto les provocará fiebre.
  • Las chinches. Pueden alojarse en sofás, colchones y cojines de nuestra casa. Sus picaduras nos recordarán a las de los mosquitos y lo más frecuente es que aparezcan mientras dormimos. A las chinches les gusta salir por la noche a buscar formas de alimentarse. Por este motivo, las picaduras suelen aparecer en las partes más expuestas de las piernas, los brazos y la espalda.
  • Por último, las temidas arañas. Cuando vayamos al campo con ellos siempre les recordaremos que eviten meter la mano en agujeros y levantar piedras. Debajo de ellas podría haber una familia de arácnidos. El veneno de la mayoría de las arañas que podemos encontrar en el campo es inofensivo. Observaremos que la zona se enrojece y se inflama un poco.

¡Podemos con ellas! Hay algunos trucos que puedes llevar a cabo para intentar evitar que se produzcan este tipo de picaduras. Por ejemplo, aspirar bien la casa, limpiar bien los muebles y colocar fundas en los sofás. También, sella bien los enchufes e interruptores de tu hogar así como algunas grietas que pueden salir en la pared. Con ello evitarás que se cuelen ese tipo de visitas que no nos hacen ilusión.

Además, lava con frecuencia las sábanas y la ropa, sobre todo después de haber estado en contacto con animales, y colócales un collar antipulgas. ¡Te ayudará!

Una vez más tendrás que tener a punto el superpoder de la observación y al mínimo indicio de síntomas extraños acudir a que le vea un médico.

POST RELACIONADOS

Más artículos
Hidratación sana y divertida para el verano