Chupetes, sí; chupetes, no

  • chupetes

Es uno de los debates estrella de padres y madres. Por un lado, los chupetes calman y ayudan a dormir a los bebé, pero por otro, su uso se relaciona con problemas en los dientes. ¿Qué hacer?

Cada niño es un mundo, también en el uso de chupetes. Sus pros y contras generan un gran debate, aun latente que hace que las madres, a menudo, se planteen si deben o no dar el chupete a sus bebés. Eso si lo quieren, claro. Ellos tienen un fuerte reflejo de succión. De hecho, muchos ya se chupan el dedo desde antes de nacer porque les proporciona placer y les calma. La pregunta del millón, sin embargo, continúa siendo: ¿es bueno darle el chupete?

Chupetes sí o chupetes no

Lo cierto es que el chupete calma el llanto del bebé y le ayuda, en muchos casos, a dormir. Y es que el chupete es el substituto del pecho materno, cuando éste no está disponible. Los bebés no se moverían de allí y pueden mostrarse desconsolados cuando se les aleja de él. Otra de sus ventajas es que son una distracción muy eficaz. Pueden captar la atención del niño durante una vacuna o mientras les cortas las uñas, por ejemplo. Incluso, hay estudios que apuntan que el chupete que reduce el riesgo de muerte súbita. Decidas o no darle chupete, ten en cuenta que será una medida que podrás revocar en cualquier momento. El chupete se puede desechar, en cambio, si acaba chupándose el dedo, será mucho más difícil eliminar este hábito.

Los defensores de la lactancia materna, sin embargo, tienen sus dudas acerca de su introducción. Recomiendan no dar el chupete al bebé al menos durante el primer mes de vida. Se trata de que no interfiera en el buen desarrollo y posterior establecimiento de la lactancia materna. El chupete puede confundir al recién nacido y hacer que no se coja bien al pecho porque la manera de chupar es diferente. De hecho, la Academia Americana de Pediatría recomienda que se posponga hasta el primer mes de edad en los niños que se alimenten con lactancia materna. Pero no sólo eso, también se relaciona a menudo con otitis, problemas dentales y riesgo de accidentes, sobre todo si se uso hasta una edad muy avanzada

Científicamente probados

La verdad es que existen muchas voces hacia un lado y hacia el otro, pero la última palabra siempre la tienen los padres y el pequeño. Hoy en día existen muchos tipos de chupetes, probados científicamente incluso, para evitar precisamente este tipo de problemas con los que se asocia su uso. Por ejemplo, chupetes de silicona con forma anatómica aseguran un buen desarrollo de los dientes y la mandíbula del bebé. Dependerá de las necesidades y los gustos de cada uno.

Pero, ¿hasta cuándo?

Cada vez es más común intentar un abandono de los chupetes lo más respetuoso posible. Esto vendría a ser dejar que el niño o niña lo deje cuando él quiera. Además, los fabricantes de chupetes cada vez están más concienciados con los problemas dentales y buscan materiales y formas que no afecten al desarrollo.

Lo que viene a marcar, casi de manera definitiva, el adiós al chupete suele ser el comienzo del cole, ya que en él no está permitido su uso. De forma general, si tu bebé va a la escuela infantil es algo en lo que habrán trabajado ya el año anterior casi con seguridad. Algunos padres y madres aprovechan Papá Noel o los Reyes Magos para que se lo lleven.

2018-02-14T15:19:06+00:00septiembre 5th, 2013|Categorías: Superpoderes Arnidol|Etiquetas: , , , |1 comentario

Un comentario

  1. […] también te interesen los artículos Chupetes sí; chupetes no o Esterilizar los biberones, ¿sí o […]

¿Tienes algo que comentarnos?