• Cómo afrontar la llegada del calor

  • Como sabes, la piel de los niños es mucho más delicada que la de los adultos y requiere de unos cuidados específicos en verano. Hay que tener especial cuidado con los efectos del sol, ya que la piel tiene memoria y una exposición reiterada y desprotegida puede tener repercusiones en el futuro.

Todos los años ocurre lo mismo: pasamos del frío al calor de pronto. Te quitas un día el abrigo para pasar al tirante al siguiente. Por todos es sabido que en España el sol aprieta durante buena parte del año. En verano viene, además, acompañado de una subida de las temperaturas que en buena parte del país es casi insoportable. ¿Cómo afrontar la llegada del calor con los más pequeños? Te damos algunas sencillas claves con las que el calor, casi será un juego.

Claves para que los niños soporten mejor el calor

Los niños se encuentran entre los grupos de riesgo vulnerables al calor junto a los ancianos y los enfermos crónicos. Esto se debe a que se deshidratan con facilidad y, en el caso de los bebés, no regulan su temperatura con facilidad.

Por tanto, la primera clave para afrontar el calor con niños es mantenerlos hidratados. Las frutas de verano son ricas en agua y muy adecuadas para hacerlo. También puedes optar por zumos caseros, aunque siempre es mejor la fruta en piezas. Llevad siempre con vosotros una botella de agua y recuérdale a tu hijo o hija que beba de vez en cuando, que es posible que se le olvide.

llegada-del-calor Protegerse antes de quemarse es fundamental. Puedes aplicar en el rostro un protector solar  FPS +50 con filtros minerales, que te asegura la máxima protección de manera inmediata. Para el resto del cuerpo, emplea los filtros solares adecuados con la antelación suficiente. Las orejas y los empeines son los grandes olvidados, recuérdalos cuando se lo pongas. En el mercado cada vez hay una gama más amplia de ropa con protección solar, adecuada para los días de playa y piscina. No olvides proteger sus ojos con unas gafas de sol homologadas.

Las horas centrales del día son para quedarse en casa. Y, si quieren hacer deporte, es mejor que se decanten por los acuáticos, como la natación, así no notarán el calor.

Bajar la temperatura de las habitaciones

Hay diferentes trucos que puedes emplear para bajar la temperatura de las habitaciones. Aquí te dejamos algunos:

  • Baja las persianas mientras el sol esté incidiendo de manera directa en las ventanas.
  • Mantén el aire acondicionado encendido en las habitaciones antes de ir a dormir y apágalo cuando el peque se meta en la cama.
  • Si no dispones de aire acondicionado, emplea un ventilador. Puede ayudarles a dormir.
  • Una ducha fresquita puede ayudar a bajar la temperatura del cuerpo unos grados. No se la des con agua fría, el cuerpo se pondrá a trabajar para llegar de nuevo a los 37 º y en nada estará sudando de nuevo.

¿Tienes ganas de que llegue el calor? Seguro que con nuestros trucos te da menos miedo.

POST RELACIONADOS

Más artículos
Chocolate cookie train