• niña con gafas de sol rosas está sentada dentro de vagoneta de madera sonríe con la boca muy abierta
  • Cómo elegir las gafas de sol para los niños

Proteger los ojos de tus hijos e hijas del sol es tan importante como proteger su piel. Muchas veces no se es consciente del daño que puede producir, que va más allá de las antiestéticas arrugas de expresión que pueden provocar en la edad adulta. Como ocurre con la piel, sus ojos son más sensibles a la radiación, por lo que elegir una gafas de sol para niños adecuadas es vital. Acudir a un centro especializado es la primera cuestión que hay que tener en cuenta. La salud visual es muy importante, por lo que para hacerse con unas lo mejor es ir a una óptica. Allí un especialista te asesorará para que te lleves las más adecuadas para tu hijo o hija.

A qué edad debe empezar mi hijo a llevar gafas de sol

Esta es una de las preguntas estrella y la respuesta es que nunca es demasiado pronto. Aunque con algunos matices, claro. La recomendación es no exponer a los bebés al sol antes de los 6 meses, así que no las necesitarán antes de esa edad. Una vez cumplidos, como comentábamos, lo mejor es que vayas a la óptica a elegir las gafas de sol para tu bebé. ¿Por qué a la óptica? Aunque pueda parecer que unas gafas de sol a esa edad son casi un juguete, no lo son. En un centro especializado te asesorarán no solo sobre las características de la lente, también sobre el modelo más adecuado a la forma de su cara.

Puede que siendo tan pequeño le cueste llevar cosas en la cara. ¿No te ha pasado con los gorros? Se lo pones y tu bebé se dedica a quitárselos. Con las gafas es lo mismo. Lo mejor para generar hábito es dar ejemplo y que te vea con las gafas de sol cada vez que salgáis a la calle. Eso y la perseverancia en colocárselas, que nunca está de más.

Claves para elegir gafas de sol infantiles

Cuando vayas a elegir unas gafas de sol para tu hijo o hija hay algunos aspectos que has de tener en cuenta. Lo primero, el tipo de lente. En la óptica te lo explicarán en profundidad, pero lo básico es que se trate de una de amplio espectro, que proteja también de la radiación ultravioleta (UVA y UVB). Los grados de protección de las gafas de sol se dividen en cuatro categorías, siendo el 3 (adecuado para la radiación de verano) el indicado para los niños y niñas. El material de las mismas ha de ser irrompible, que con ellos ya se sabe: los golpes en la cabeza están a la orden del día.

En cuanto a la montura, lo ideal es elegir materiales hipoalergénicos y que, en la medida de lo posible, sean también irrompibles. Aquellas que tienen las patillas flexibles son una muy buena opción, ya que los peques no se caracterizan por ser muy cuidadosos con las cosas delicadas. Vigila que estén homologadas y lleven el sello CE. Puedes elegir una cuerdecita para que no se le caigan o un modelo que lo lleve incorporado.

Las gafas de sol tendrán que ser de una “talla” adecuada y que armonicen con su cara. Cuando tu hijo o hija sea un poco más mayor puedes implicarle en la elección, así se las pondrá con más ganas.

¿Ya te has hecho con sus primeras gafas de sol? ¿Te resultó fácil elegirlas?

POST RELACIONADOS

  • julio 16th, 2019 |
  • Niña se aplica Arnidol Pic en una picadura de mosquito en el muslo
  • Cómo conservar tu Arnidol Pic

  • Si nuestra barrita con superpoderes contra las picaduras es tu aliado imprescindible del verano tienes que saber cómo conservarlo. Te contamos cómo llevarlo contigo a todas partes.

  • LEER MÁS >
Más artículos
Noche de San Juan: celebrarla con niños