• El superpoder de la paciencia: 5 consejos para no perder los nervios con tus peques

Nadie dijo que educar a los peques fuera fácil. Cada día el papel de madres y padres se cruza con las obligaciones del día a día en un complicado encaje. Los problemas laborales se mezclan con las tareas del hogar y con las relaciones familiares dando lugar, a veces, a una bomba de relojería. No siempre lo vemos venir. A veces estallamos sin poder remediarlo. Por eso te queremos dejar algunos consejos para no perder los nervios con tus peques.

  1. Respira y concéntrate en la respiración. Las técnicas de meditación y atención plena están de moda por sus beneficios para la salud. Una buena forma de calmarse es poner el foco de atención en otro sitio. Inspira y espira y siente cómo lo haces, seguro que te ayuda.
  2. Piensa en las circunstancia externas. Dale una vuelta a tu día. Si crees que has tenido una reacción desproporcionada es bastante probable que tu peque esté pagando los platos rotos de algo que te ha sucedido en otro lugar. Saber qué puede tenerte con los nervios de punta te hará reaccionar de manera más pausada.
  3. Rectificar es de sabios. Si ya has estallado, has gritado y ahora te sientes mal por ello, no está todo perdido, aún hay algo que puedes hacer. Si quieres enseñar a tu peque a pedir perdón lo mejor es predicar con el ejemplo. Hazle saber que eres consciente de que tu reacción es desproporcionada y pídele perdón. Lo valorará.
  4. Toma distancia con la situación. Puedes salir de la habitación y esperar a estar de nuevo en calma para volver. Si no te resulta posible -algunos peques persiguen a su mamá o papá- toma distancia mental y saca tu cabeza del bucle que te ha hecho perder los nervios.
  5. Valora las circunstancias.  Los peques no tienen capacidad de control ni saben prever lo que pueden conllevar sus decisiones. Eso es algo que desarrollarán conforme vayan creciendo. Es interesante que trates de ponerte en el lugar de tu peque y valores sus motivaciones para actuar como lo hizo. Seguro que te das cuenta de que no quería fastidiarte ;).

Estos son nuestros consejos para no perder los nervios y ejercitar el superpoder de la paciencia. ¿Tienes alguno más? Cuéntanos, seguro que entre todas y todos sacamos un buen puñado de ideas para mantenernos en calma.

POST RELACIONADOS

Más artículos
ideas para disfrazarse en familia
Ideias para mascarar-se em família