• niño corre hacia el mar por el paseo de la playa de madera
  • Consejos para ir a la playa con niños

  • Descubré cómo aprovechar al máximo tu día playero disfrutando con los más pequeños

¿Tú también suspiras por unos días de playa lejos del mundanal ruido? El país está a punto de ponerse en movimiento para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Los peques están cansados, padres y madres también y ha llegado el momento de recargar las pilas. Unos días libres que, además, os permitirán reencontraros como familia sin las prisas del día a día. Llega el momento de repasar la lista de consejos para ir a la playa con niños, para que los días sean tranquilos de verdad. ¡Vamos a por ello!

La hora de bajar a la playa importa

Inmersos en la slow life lo de ponerse horarios se hace un poco cuesta arriba, pero son necesarios. Sabemos que has huido de la rutina, pero de la estresante, no de la que organiza, que a los peques les viene fenomenal. Establece unas horas aproximadas para levantarse, comer, cenar e irse a dormir. Te ayudará mucho con los peques.

Además, recuerda que el sol de las horas centrales es muy dañino, más aún para los niños, cuya piel requiere unos cuidados especiales. Los efectos de los rayos solares son acumulativos, y es mejor prevenir que curar. Aprovecha para bajar prontito a la playa, no tener que pelearte por un hueco, y retirarte sobre las 12, cuando el sol empieza a pegar más. Así seguro que llegas en hora al buffet del hotel. Si queréis volver a bajar por la tarde, hazlo después de la siesta, más allá de las 16:00.

No te olvides del avituallamiento

Si estás preocupada por la alimentación de tus peques lo mejor es que no dejes nada al azar. Ten previsto lo que tomaréis entre horas y la hidratación, porque a pie de playa será mucho más fácil decidirse por opciones no del todo sanas. Agua y fruta son los dos básicos que no podéis olvidar.

La protección solar es fundamental, no la olvides

Y no solo hablamos de protectores, con sus filtros solares, sino también de ropa, sombrillas y gafas de sol. Para reforzar la protección de la zona de la cara te recomendamos usar Arnidol Sun, que tiene efecto inmediato. Presta especial atención a los grandes olvidados frente al sol para evitar que se quemen.

Recuerda aplicar el protector solar con generosidad, para que la concentración por centímetro de piel sea la adecuada. Y tampoco olvides reponerla tras el baño, si han sudado mucho o cada hora y media o dos horas.

Algo de entretenimiento playero

Palas, rastrillos y cubos; juguetes para la arena, pelotas y palas; incluso algún libro con el que se puedan entretener, porque nunca se sabe qué les va a apetecer hacer. Quién sabe, lo mismo ir cargado hasta la playa tiene recompensa y consigues disfrutar de un ratito para ti.

¿Preparados para vuestros días de playa? ¡Cuéntanos cuál es vuestro destino!

POST RELACIONADOS

Más artículos
Seis destinos para pasar una Navidad diferente en familia