• Cuentos educativos

Los cuentos para niños fomentan la imaginación y creatividad de tu pequeño.

Leer un cuento a tu peque antes de ir a dormir es una buena manera de relajarlo.
Cuentos educativos

¿A tu hijo le gustan los cuentos infantiles? A los niños les suelen encantar. Tanto los fantásticos como los de aventuras. A través de todas estas historias los niños ven reflejada su propia realidad y descubren de manera divertida el mundo que les rodea. Lo cierto es que nunca es demasiado pronto para que se empiecen a interesar por los libros. A partir del año y hasta los 3 suelen desarrollar un gran interés por los cuentos. Los tocan, los miran, los pintan, … Incluso hasta puede que quieran arrancar alguna página. Se llama experimentación y es bueno que lo hagan.

Si estás cansada de los cuentos para niños que tienes en casa y quieres nuevas ideas, te contamos paso a paso cómo crear cuentos infantiles cortos personalizados. El material que necesitas es:

– Un cuaderno de dibujo.

– Tijeras

– Pegamento

– Colores

Antes de empezar, busca en internet cuentos cortos recortables para ilustrar el tuyo. Te proponemos dos: David y Laura van al zoo y La granja. Pero en Internet encontrarás todos los que quieras. Una vez los tengas, ¡ya puedes ponerte manos a la obra! Pide la colaboración de tu pequeño. Le encantará participar en el proceso creativo.

  1. Descarga el cuento que elijas e imprímelo.
  2. Recorta las ilustraciones que quieras usar en tu cuento infantil y distribúyelas por las páginas del cuaderno.
  3. Pégalas dejando espacio a los lados para poder añadir más elementos.
  4. Personalízalo a vuestro gusto. Tu hijo te puede echar una mano con dibujos extra o incluso algunas frases.

Si quieres trabajar los sonidos, por ejemplo de los animales, busca imágenes llamativas y coloridas que tengan implícito los sonidos que quieres reforzar. Añádelos a tu cuento: imprímelos, recórtalos y pégalos.

Si quieres personalizar todavía más el cuento y convertir en protagonista a tu hijo, dibuja un personaje nuevo, un niño, que se integre en las aventuras y en el lugar de la cabeza pega una foto de tu peque. Le encantará sentirse parte de la historia.

Estos cuentos son vivos. Pueden ir evolucionando y cambiando a medida que tu niño se haga mayor.

¿Qué te han parecido estos cuentos cortos para niños? Si quieres más ideas, no dudes en visitar Cuentos para ir a dormir y Cuentos infantiles cortos.

 

POST RELACIONADOS

Más artículos
Día Mundial de las Enfermedades Raras