• 5 propuestas para hacer deporte en familia en Semana Santa

  • Con la primavera llega el buen tiempo y las vacaciones son el momento perfecto para desconectar de la rutina y afrontar la recta final del curso con energía

Semana Santa está a la vuelta de la esquina, ¡por fin! El trimestre se ha hecho largo y unos días de descanso son muy necesarios. Las vacaciones son el momento perfecto para desconectar de la rutina y afrontar la recta final del curso con energía. Ya sabes que con la primavera llega el buen tiempo. Y con el buen tiempo, la oportunidad de practicar actividades al aire libre con los peques. Si no se te ocurre ningún plan, presta atención a nuestras sugerencias. ¡Todos a hacer deporte en familia en Semana Santa!

Deportes para practicar en familia para Semana Santa

  1. Voleibol. Es un deporte muy completo que permite ejercitar todo el cuerpo, desarrollar la capacidad de trabajar en equipo y aumentar la capacidad de concentración. Como ves, ¡está lleno de ventajas! De hecho, este deporte se puede convertir en la actividad extraescolar perfecta para tus hijos. El índice de lesiones es bastante bajo pero si tras practicarlo, los peques tienen los músculos un poco cargados prueba a darles un masaje con Arnidol Active Gel. Podéis jugar donde sea, en un parque, en el campo o incluso en la arena de la playa. Solo necesitáis un balón, una red y, ¡muchas ganas de divertiros!
  2. Rutas en bici. El deporte aliado de los peques y los mayores. Ya sea para pasear por el parque, campo o paseo marítimo. Es ideal para pasar el rato en familia y disfrutar de la naturaleza. Existen rutas llanas y poco pedregosas pensadas para todos y en las que podéis alquilar un tándem, ¡diversión asegurada! Si tus peques son más mayores, a partir de los 8 años más o menos, piensa en la mountain bike. Como es una disciplina más atrevida, es aconsejable realizar algún curso de iniciación. ¿Os animáis?
  3. Yoga. Sí, has leído bien, el yoga es más que un deporte. Se trata de una disciplina milenaria que estimula la creatividad, imaginación y sensibilidad. Además, es una actividad cero competitiva, ¡aleluya! Practicando este deporte los peques aprenderán a mantener la calma en situaciones difíciles que se escapan de su control. Apto para los más mayores. Podéis practicarlo juntos en cualquier parte, en un parque, el campo, la playa… ¡Namasté!
  4. Parques multiaventura. No dejes de contemplar esta opción, a los peques les encanta trepar por los árboles y por supuesto, es mejor que lo hagan con medidas de seguridad. Podrás encontrar circuitos con diferentes niveles de dificultad que harán disfrutar a grandes y pequeños. Algunas de las atracciones más populares son tirolinas, rampas y plataformas entre los árboles. Naturaleza, adrenalina y diversión son los ingredientes para pasar un magnífico día en familia. No olvides tu superpoder y, ¡lleva tu Arnidol Gel Stick contigo por si los golpes!
  5. Patinaje. El patinaje es un deporte que nunca pasa de moda, es una actividad recreativa que ayuda a desarrollar el equilibrio y la concentración de los más pequeños para evitar caídas. La posibilidad de andar “rodando” por las calles y sentirse casi como si fuesen capaces de volar encanta a los más peques. Si tus hijos aún son muy pequeños para patinar, contempla la opción de los patines con cuatro ruedas de goma, son aún más seguros. Y hablando de seguridad, ¡no olvidéis el casco y las rodilleras! Patinar con seguridad es fundamental.

¿Te animas a probar alguno de estos deportes en Semana Santa? ¡Cuéntanos qué tal!

POST RELACIONADOS

  • abril 11th, 2019 |
  • Golpes en la cabeza en la etapa infantil, por Jesús Garrido

  • En contra de lo que piensa la mayoría, los golpes en la cabeza suelen ser menos graves en los niños cuanto menor es su edad. Especialmente mientras las fontanelas siguen abiertas y los huesos no están aún totalmente cerrados. Porque mientras sea así el cráneo es más elástico, tanto para amortiguar el golpe, como para poder dilatarse si hay un aumento de presión en su interior.

  • LEER MÁS >
Más artículos
Ensine os seus filhos a protegerem-se dos acidentes domésticos