• 4 deportes de invierno para practicar en familia

Es invierno y hace frío, lo sabemos. Pero no por ello hay que encerrarse en casa todo el tiempo. Si las condiciones climatológicas no son muy adversas hay un motón de planes de los que podréis disfrutar. Porque, además, ya sabemos que los peques en casa se ponen, digamos, un poquito intensos. :) Si, además, quieres que desfoguen podéis hacer deporte en familia. En primavera resulta mucho más fácil porque el tiempo acompaña, pero algunos solo pueden disfrutarse cuando llega el frío. Estos son algunos deportes de invierno que podéis disfrutar en familia. 

Deportes de invierno para disfrutar en familia

  1. Esquí. Se trata del deporte de invierno por excelencia, el primero que te viene a la mente con la bajada de temperaturas. El esquí es un deporte que trabaja casi todos los músculos, especialmente piernas, abdomen y espalda. Mejora la coordinación, el equilibrio y el ritmo cardíaco, además de la resistencia. Es, por tanto, muy completo. Se puede realizar en pista y en montaña, aunque en familia, sobre todo si los peques están empezando, puede resultar mejor la primera opción.
  2. Snowboard. Desde hace unos años, el snowboard se ha puesto de moda. Es una forma diferente de disfrutar de la nieve que encantará a tu peque si es adicto al monopatín. Con él se trabaja fundamentalmente el equilibrio, ya que ambos pies van fijados a la tabla, pero también la coordinación. Si en la familia tenéis un enamorado o enamorada del esquí, pero a los demás no os termina de convencer, esta puede ser vuestra opción para acudir juntos a las pistas.
  3. Patinaje sobre hielo. Navidad y pistas de hielo son casi sinónimos. Puede que por influencia de las clásicas películas propias de esta época del año, el patinaje sobre hielo es casi tan obligatorio como los villancicos. Es muy divertido y, como el esquí, presenta muchos beneficios para la salud. Fortalece las piernas, también mejora el equilibrio y, como todos los ejercicios cardio, mejora el estado del corazón.
  4. Hockey sobre hielo. Si tus peques son algo más mayores, podéis iniciaros en el hockey sobre hielo. Este deporte tiene una característica interesante: se trata de un deporte de equipo. Podéis quedar con otras familias activas como la tuya y empezar a practicarlo juntos. Así, además, haréis vida social. ¡Todo son ventajas! Por si el disco se escapa, no olvides nuestro stick. ;)

Por último, si subís a la nieva no olvides que el sol allí, además de reflejarse, es más intenso. No olvides Arnidol Sun para proteger vuestros rostros de manera inmediata. Stop narices rojas.

¿Habías pensado alguna vez en practicar estos deportes de invierno? ¿Los conocías?

POST RELACIONADOS

Más artículos
Compras útiles y económicas para bebés