• madre pone crema protección solar en el rostro a su hijo
  • Efectos del sol en la piel de los niños

Si tienes hijos o hijas seguro que una de tus cantinelas más repetidas del verano es “ven que te ponga la crema”. Y es que a los peques no suele gustarles demasiado lo de la protección solar. Pero en verano los rayos de sol pegan mucho más fuerte y hay más horas de luz. Una buena idea es enseñarles a protegerse del sol por sí mismos. Mientras ese momento llega, y pese a que suponga un esfuerzo perseguirles por la piscina, es importante no cejar en el empeño. ¿Sabes qué efectos tiene el sol sobre la piel de los niños?

Con el sol, más vale prevenir que curar

Ya lo dice el refranero español: más vale prevenir que curar y, en este caso, está muy acertado. Pasarse con el sol tiene consecuencias sobre la piel y no solo a corto plazo. Esas las tenemos bastante claras, ¿verdad? Los efectos del sol sobre la piel de los niños son más que evidentes y de sobra conocidos, pero no está de más recordarlos:

  • Dermatitis. Se caracteriza por la aparición de un sarpullido. en forma de granitos rojos pequeños. Los niños forman parte del grupo de riesgo. Las pieles blancas y atópicas son más vulnerables a sufrirla.
  • Quemaduras. Se trata de enrojecimiento de la piel, que se nota caliente si se toca. Causan dolor y sensibilidad y pueden venir acompañadas de ampollas en los casos más graves.
  • Fotosensibilidad. Con reacciones similares a los casos anteriores.

Todas ellas se producen por una exposición prolongada al sol o por hacerlo sin la protección adecuada. Conocer cómo funcionan los filtros solares es básico para hacerlo. En el caso de los más pequeños, se suelen recomendar los filtros minerales o físicos, como los de Arnidol Sun, ya que no se absorben por la piel. Además, nunca está de más llevar a mano gorras, gafas de sol y ropa con UPF (el factor de protección solar para textiles).

Qué puede ocurrir si no nos cuidamos del sol durante la infancia

Todos tenemos presente el peor efecto sobre la piel de la radiación solar. Ser constante en el cuidado de la piel, reaplicando el protector solar cada hora y media aproximadamente, es vital. También, elegir el protector solar adecuado, incluso para las pieles morenas.

No olvides que los ojos también necesitan protegerse de la exposición solar, ya que puede tener efectos muy nocivos en ellos. Especialmente en la playa o piscina, donde el sol se refleja en superficies como el agua o la arena. Dejar los ojos desprotegidos frente al sol es un factor de riesgo para sufrir cataratas en la edad adulta.

Recomendaciones para prevenir los efectos del sol sobre la piel de los niños

Si quieres prevenir los efectos del sol en la piel de los niños, ten en cuenta estas sencillas medidas. Seguro que ya las conoces, pero nunca está de más recordarlas.

  • Evita que los peques se expongan a pleno sol. El ejemplo es más fuerte que las palabras, así que predica con él.
  • Cuando vayas a protegerles, haz un barrido de arriba a abajo para no dejarte nada. Cabeza (incluyendo las orejas, la nuca y la nariz); cuerpo (vigila los hombros, la parte alta de la espalda y los empeines que siempre se olvidan) y los ojos con gafas de sol.
  • Permaneced a la sombra en las horas centrales del día (entre las 12 h y las 17 h), cuando el sol es más lesivo.
  • Aplica el protector solar con la suficiente antelación (30 minutos de manera general si se trata de filtros químicos) y hazlo con generosidad.
  • Reaplica si los peques sudan mucho, se han bañado o cada hora y media aprox.

Con todas estas recomendaciones solo te queda preparar la bolsa y disfrutar.

Recuerda que, aunque no vayáis a la playa o la piscina, también es necesario protegerse del sol. No olvides tomar precauciones si vais de excursión o paseáis por la ciudad. ¿Te cuesta ponerles a tus peques el protector solar?

POST RELACIONADOS

Más artículos
Adaptar la alimentación de tu bebé tras la lactancia exclusiva