• Enséñale a ir en bici de manera segura

Te contamos las claves para que aprenda a montar como los mayores.

¿Ponerle o no ruedecitas en la bici? ¿Son útiles las bicicletas sin pedales al inicio? ¿Cómo le enseño a pedalear? A los padres les asaltan muchas dudas a la hora de empezar a enseñar a sus hijos a ir en bici. No es fácil, pero todos podemos aprender. Sólo necesitas un poco de paciencia y constancia para que tu hijo aprenda a ir solo y de manera segura sobre dos ruedas.

Cada niño es diferente y deberás respetar su ritmo, pero llegará un día en el que, aunque parezca que sea por arte de magia, ya irá solo. Pero antes, ten en cuenta algunas consideraciones:

  1. Escoge el lugar más adecuado para que haga sus primeros pinitos. Busca una zona amplia y llana, como un parque o una plaza, donde no haya tráfico de coches ni motos y que no sea especialmente resbaladizo, con poca tierra o gravilla.
  1. Durante los primeros días, cuando tu hijo esté empezando, deja tu bici en casa. Ya iréis de excursión juntos cuando domine los pedales y el equilibrio.
  1. ¿Cómo hacerlo? Al principio, sujeta a tu hijo para que aprenda a pedalear. Algunos padres lo cogen por el sillín, pero es mucho más cómodo hacerlo por los hombros. Tu peque irá cogiendo confianza a medida que vaya pasando tiempo sobre la bici. Los primeros días, no lo sueltes, haz que se sienta protegido.
  1. A partir de aquí, se trata de ir repitiendo la misma operación una y otra vez, durante varios días seguidos. Si todo va bien, cada vez más irá necesitando menos tu apoyo, hasta que al final lo podrás soltar.
  1. De todos modos, no lo pierdas de vista, sigue pendiente de él. Puede necesitarte en cualquier momento.

 

Y algunas cuestiones prácticas…

– El niño, una vez montado en la bici y sentado en el sillín, debe poder tocar con los dos pies en el suelo.

– Las smartbike, aquellas bicicletas con pedales desmontables que permiten al niño al principio empujarlas sin pedales, ayudan a mejorar el equilibrio. Es una buena idea empezar por aquí.

– No olvides usar casco y guantes sin dedos y, si las tienes, coderas y rodilleras.

– Tampoco dejes en casa tu Arnidol. Por bien que lo hagáis, algún golpe siempre cae. Con Arnidol gel stick, recuperará la sonrisa en seguida.

Dale un vistazo también a 3 propuestas para pasar un día al aire libre en Barcelona y Un puñado de escapadas divertidas.

 

 

POST RELACIONADOS

Más artículos
4 planes de navidad para hacer con niños