• ¡Feliz primer cumpleaños!

Convierte su primera fiesta de cumpleaños en un momento especial. Te contamos cómo hacerlo.

Parece mentira pero ya han pasado doce meses. Tu pequeño ya tiene un año y se merece una celebración por todo lo alto, ¿no crees? Ponte manos a la obra y prepárale una fiesta para que paséis un gran día.

El objetivo principal es convertirlo en el centro de atención. Será muy estimulante para él y se lo pasará muy bien. Decora la casa con cintas de colores, globos y adorna la mesa con servilletas y vasos de fiesta. Se dará cuenta de que es un día especial.

 

Cuestiones prácticas

Antes de nada, piensa en los invitados, pero sin pasarte. Una fiesta demasiado multitudinaria podría agobiar al niño. Y, sobre todo, nada de payasos… Déjalo para más adelante. Él se lo pasará mejor si se encuentra entre caras conocidas.

¿No sabes qué regalarle? Un muñeco de trapo de colores le hará tanta ilusión como otro juguete más caro y sofisticado. Los regalos son una manera de demostrarle que le quieres, pero únicamente necesitas captar su atención ahora mismo. No es necesario que te gastes una fortuna ni que lo avasalles con demasiados paquetes.

Prepárale una tarta de cumpleaños muy vistosa y déjale claro que es para él. Con un año ya puede comer de todo, así que aunque él disfrute más con un trozo de pan o una galleta, tiene que probarla.

Ten en cuenta que con un año tu hijo todavía es muy pequeño. Seguramente no se entere de que es su cumple. No sabe soplar ni apagar una vela. Tendréis que ayudarle. Es posible que os haga más ilusión a vosotros que a él, pero si lo convertís en el centro de atención será completamente feliz durante unas horas. ¡Disfrutad del momento!

No te pierdas la sección Una celebración por todo lo alto para saber más acerca de fiestas infantiles.

 

Imagen

aa011248.jpg

Imagen destacada

aa011248.jpg

Imagen promocionado

aa011248.jpg

POST RELACIONADOS

Más artículos
Trucos para bañar a tu bebe de forma segura