Gimnasia rítmica, todo son ventajas

  • nina puente nina sujeta cabeza gimnasia rítmica

Ejercitar la memoria al tiempo que ejercitas el cuerpo es posible. ¿No nos crees? Hay un deporte que lo hace. Y seguro que lo conoces. La gimnasia rítmica aúna beneficios físicos y psicológicos en ejercicios que van más allá de la belleza estética. ¿Te has planteado alguna vez que tu peque la practique? Seguro que después de descubrirla te animas. Te contamos por qué hay que tener muy en cuenta la rítmica.

La gimnasia rítmica y la mente

Como decíamos, la gimnasia rítmica es un deporte que va más allá del puro esfuerzo físico. La disciplina es uno de los aspectos que más se cultivan. El trabajo, tanto individual como en equipo, se interioriza como un hábito. Es un deporte que fomenta el aprendizaje, la toma de decisiones y la asunción de responsabilidades. Y enseña a relacionarse con los demás, respetando la diferencia y fomentando la igualdad. Fundamental en los deportes grupales es la prevención y la resolución pacífica de conflictos que en rítmica se vigila muy mucho. Y en el aspecto más personal, se trabajan la confianza, el conocimiento y el cuidado de uno mismo.

Los beneficios físicos de la gimnasia rítmica

  1. Mejora la calidad física y la flexibilidad con dos puntos fundamentales: la elasticidad (en los movimientos más difíciles) y la estabilidad (que hace que os músculos estén más fuertes). Como la natación o el balonmano, fortalece todos los grupos musculares.
  2. Conecta a niños y niñas con su propio cuerpo. Se corrigen malas posturas, se evitan lesiones y se mejora el equilibrio. Ayuda a la expresión de emociones.
  3. Se toma consciencia del entorno, favorece la orientación espacial y aumenta la velocidad de reacción.
  4. Ejercita la concentración, así como la memoria y la atención. Perfecciona el sentido del ritmo y el oído musical.
  5. Estimula la coordinación, la armonía y la estética.

Cuándo comenzar a practicar gimnasia rítmica

Este deporte se puede comenzar a practicar desde los 6 o 7 años, cuando los peques ya comienzan a tener coordinación. Podría pensarse que tiene un límite de edad, pero no es así. ¡Nunca es tarde para practicar gimnasia rítmica! Sí es importante ser consciente de los propios límites y adaptar la practica a nuestras características. Así que, si te apetece, puedes apuntarte a entrenar con tu hijo o hija y terminar el entrenamiento compartiendo un masaje con Arnidol Active Gel. ¡Y listos para la siguiente sesión!

¿Eras consciente de todas las bondades de la rítmica? ¿Te animas a que tu peque la descubra?

2018-11-08T09:50:07+00:00noviembre 8th, 2018|Categorías: Lesiones y dolores musculares|Etiquetas: , , |Sin comentarios

¿Tienes algo que comentarnos?