• mujer abraza a niño que llora
  • Cómo actuar en caso de golpes y caídas en vacaciones

  • Échale un ojo a nuestros consejos para gestionar sus golpes y caídas durante estos días

Ni siquiera las vacaciones nos libran de algunos momentos desagradables en la maternidad o crianza. Momentos que pueden ponernos en tensión si no sabemos cómo actuar concretamente. Es el caso de los golpes y las caídas de nuestros peques. ¿Qué hacer? Te contamos qué hacer si tu peque tiene un pequeño percance estas vacaciones.

 

Básicos de primeros auxilios para llevar fuera de casa

 

Tener un botiquín en casa es básico y llevar otro cuando salgas por ahí tampoco está de más. Ya se sabe: yendo con peques todo es posible. ¿Qué meter en él? Tampoco es cuestión de ir cargado como un sherpa, solo lleva lo imprescindible para atender pequeñas incidencias:

 

  • Suero fisiológico. Con él podrás limpiar cualquier raspón o los ojos si se le mete algo.
  • Gasas como complemento del suero.
  • Algún apósito, por si hay que tapar alguna pequeña herida.
  • Arnidol Gel Stick, por si hay algún aterrizaje forzoso.
  • No dejes sola a la barrita contra los golpes. Incluye Arnidol Pic por si os encontráis con algún mosquito y Arnidol Sun para proteger a tu peque del sol de manera rápida y efectiva.

 

Mantén la calma, es clave

 

Si tu peque sufre un golpe o una caída lo primero que has de hacer es mantener la calma. Muchas veces, sobre todo si tu hijo o hija es pequeño, su reacción dependerá de la tuya. Así que no grites o reacciones de forma exagerada. Comprueba cómo se encuentra de manera tranquila, sin grandes aspavientos. Ponte a su altura, pregúntale qué le ocurre y dónde le duele. Si no es nada serio, es posible que con sentirse escuchado o escuchada ya encuentre consuelo y se tranquilice.

 

Tras preguntarle, confirma visualmente el alcance del golpe o herida y saca tu botiquín para aliviar las consecuencias del percance. Una tirita de su personaje favorito, aunque no tenga ni un ligero raspón, le “curará” de manera inmediata. Este es de esos truquitos de toda la vida que servirán siempre.

 

Los peligros de los niños en vacaciones

 

Se dice que los niños y niñas se “asalvajan” en vacaciones. Y es que la falta de rutina que impone el horario escolar hace que todos estemos un poco más descontrolados. Así las cosas es fácil que sufran algún pequeño percance, con un tropezón o una caída. Incluso un cabezazo fortuito con sus amigos o hermanas. ¡Vivir la vida intensamente es lo que tiene!

 

Si tienes un pequeño explorador en casa, recuerda advertirle de los peligros que puede conllevar conocer mundo. Enseñarle a reconocer el terreno por el que se mueve es el primer paso. Tampoco está de más contarle que debajo de las piedras puede encontrar algún bichito para que esté prevenido y no se lleve un susto si aparece.

 

¿Habéis vivido algún percance en vacaciones? ¿Cómo lo afrontaste?

POST RELACIONADOS

Más artículos
Cuentos para quitar el pañal
Cuentos para quitar el pañal