Ideas de disfraces hechos a mano

  • disfraces hechos a mano

Llegan las fechas más divertida del año: los Carnavales. Este año queremos salirnos de lo común. Basta ya de comprar un disfraz para después guardarlo en el baúl de los recuerdos y nunca más acordarnos de él. A los peques les encantan las manualidades y no estaría mal que recuperásemos la tradición de pasar tardes enteras recortando y pegando.
Porque a veces nos gusta diferenciarnos un poquito de los demás. Y en cosas tan sencillas como un disfraz DIY es fácil hacerlo. Tan solo basta con utilizar nuestros superpoderes, coger ideas e inspirarse antes de empezar con las creatividades. Y nosotros te podemos ayudar con eso.

Disfraces hechos a mano para todos

Hay a quienes les gusta mimetizarse con el ambiente festivo del Carnaval y lo celebra a lo grande, como si se tratara del eventazo del año. Para aquellos que quieran “currárselo”, os ofrecemos las siguientes ideas:

El cocinero y la langosta: Un traje rojo y naranja, un par de coloretes, una careta con ojos en la parte superior, una cola que simule una gran pinza y el más pequeño de la familia se convertirá en un sabroso crustáceo. Ponte el delantal, hazte con una olla y un cucharón, ¡y listo!

Harry Potter: ¿Recuerdas a Hagrid, el gigante que se convierte en uno de los mejores amigos de Harry Potter? Píntale a tu peque un rayo en la frente, consigue una barba postiza abundante y, ¡voila! Haréis un buen tándem. Y si sois más, siempre quedarán Ron y Hermione.

Paquete de palomitas: Coge a tu bebé, vístele con ropita blanca y aúpale en tu pecho. Diseña un traje a modo de cartón a rayas rojo y blanco: tú serás el envase y tu peque se convertirá en un copo de maíz.

Disfraces para niños y niñas

Si, por el contrario, no te entusiasman estas fiestas y lo haces mayoritariamente por los niños, estas son las ideas más divertidas y originales que puedes hacer tuyas a partir de ahora:

Minion: Para que tu hijo se disfrace de los muñequitos más graciosos de la gran pantalla, basta con ponerse una camiseta amarilla y un peto vaquero o pantalones azules con tirantes. El casco podrás encontrarlo en cualquier establecimiento de 1 euro. Para las gafas basta con reciclar un par de latas de conservas redondas y dibujar un ojo enorme en cada una de ellas.

Taco mexicano: No hay disfraz más sencillo que un taco. Solamente se necesita papel fieltro, cartón o cartulina, tijeras, un par de velcros y pegamento. Lo demás es recortar figuras en forma de relleno del taco y montarlo todo. ¡Qué rico!

Unicornio: Un disfraz cómodo y calentito.  Con una sudadera y unos leggins blancos, lana de colores para la crin y la cola, fieltro y pegamento caliente ya es suficiente para que aparezca en casa un bonito y amable unicornio.

Submarinista: Este es un disfraz que pueden hacer los propios peques durante una tarde, teniendo siempre mucho cuidado con las cosas afiladas como las tijeras. Forramos dos botellas de refresco vacías de dos litros con cinta adhesiva de colores, que harían la función de bombonas de oxígeno. Con cuerda, pegamento y varios rulos de esponja, ya estarán preparados para la expedición subacuática.

Y tú, ¿ya has pensado qué disfraz será el elegido este año?

2018-02-05T14:57:23+00:00febrero 6th, 2018|Categorías: Superpoderes Arnidol|Etiquetas: , |Comentarios desactivados en Ideas de disfraces hechos a mano