• Niña en habitación desordenada
  • Ideas para mantener la habitación de los niños en orden

Trucos para poner orden en casa y sobre todo en el cuarto infantil de tu hijos.

La habitación infantil de tu hijo puede llegar a ser muy caótica si no pones un poco de orden. Los niños viven felices en el desorden, les encanta sacar juguetes de los armarios y difícilmente los vuelven a colocar en su sitio. ¿Qué puedes hacer para mantener su cuarto en orden sin tener que deshacerte de sus tesoros más preciados? Toma nota, aquí van algunos consejos para ganar espacio en la habitación de los niños.

A lo largo de sus primeros años de vida, tu hijo de menos de un metro de estatura acumulará gran cantidad de cosas en casa: peluches, piezas de construcción, pelotas, coches, muñecos, bicicletas, y un largo etcétera. Al final te será difícil encontrar espacio para guardarlo todo y sobre todo para poner un poco de orden en su habitación al final del día. Pero tranquila, es posible con algunas ideas ingeniosas aprovechar hasta el último rincón de su habitación.

  1. Hoy en día existen distintos tipos de estructuras de habitaciones infantiles que permiten un mayor almacenaje. Por ejemplo, si a tus hijos les toca compartir habitación, opta por dos camas a diferentes alturas en forma de L: podrás aprovechar el espacio que queda debajo de la cama de arriba con cajas apilables. Otra buena opción son las camas altas, con armarios o cajones debajo. Permiten una gran capacidad de almacenaje.
  1. Busca muebles infantiles versátiles, con más de una función. Por ejemplo, un baúl con ruedas puede servir para almacenar juguetes y, a la vez, como escritorio para hacer deberes o dibujar.
  1. Las cestas plegables también son un gran invento: suelen colgar del techo y permiten guardar muñecos o peluches. Otra opción son los columpios de tela que también cuelgan del techo y pueden albergar también muchos juguetes.
  1. El espacio de debajo de la cama, otro gran aliado. Busca cajones con ruedas que encajen y en ellos podrás guardar ropa, zapatos o incluso juguetes.
  1. Otro rincón por explorar: encima de la puerta. Puedes colocar una balda y guardar juguetes o libros en cajas. Queda fuera de la vista y no está al alcance de tu hijo, pero te puede servir para almacenar cosas que no necesites en el día a día como ropa de fuera de temporada o alguna manta.
  1. Y si te falta espacio y ya no puedes añadir más muebles, una tabla abatible puede convertirse en un escritorio. Cuando no se use, se puede apoyar contra la pared.

¿Qué te han parecido estas ideas? ¿Pueden funcionar en tu casa? Échale un vistazo también a Jugar y luego recoger e Implícale en las tareas del hogar.

 

 

 

POST RELACIONADOS

Más artículos
Por qué los niños adoran los cuentos?
Por qué los niños adoran los cuentos?