• Imprescindibles para protegerse del sol de primavera

  • Descubre nuestros trucos para proteger la piel de tus peques en la transición primaveral de invierno a verano

¡Ya está aquí la primavera! Se ha hecho de rogar y la esperábamos con más ganas que nunca. Más horas de luz, aumento de temperaturas, solecito y ¡mejor humor para niños y adultos! Como ya sabemos todos de memoria, la primavera la sangre altera, y por eso no debemos olvidarnos de lo importante: ¡Protegerse del sol!

¿Por qué es tan importante proteger a los niños del sol?

En estos meses nos hemos acostumbrado al frío y a que el sol se asome menos horas al día y con muchas nubes incordiando. En invierno hacemos menos planes al aire libre y el nivel de melanina de nuestra piel, que es quien nos protege del sol, está bajo mínimos. Cuando nos despertamos por las mañanas no vemos el sol brillar y atención: ¡se nos olvida usar protección! Pues bien, esto en primavera no nos puede pasar y menos aún con los más pequeños de la casa. ¿Por qué?

  1. Recuerda que su piel es mucho más sensible que la nuestra. A pesar de que presenta las mismas capas que la de un adulto, sus funciones cutáneas todavía están inmaduras.
  2. Producen menos melanina. La melanina, de la que hablábamos antes, es un pigmento que protege la piel de los rayos solares y en los niños se activa de forma más lenta.
  3. Su capacidad inmunitaria está en desarrollo. Sus células defensivas que se encuentran en las capas más profundas de la piel, empiezan a funcionar de forma correcta a partir de los dos años de vida.

 5 imprescindibles para protegerse del sol de primavera

Lo primero que debes saber es que ponerles un poco de bloqueador solar en la cara antes de salir de casa por las mañanas no es suficiente. ¡Hay muchas más cosas a tener en cuenta! Seguro que tienes una lista mental de todas ellas, por si hay algo que se te escapa en la locura de la rutina diaria, te damos 5 tips imprescindibles para protegerse del sol de primavera.

  1. ¡El temido cambio de armario! Cuando decidas afrontar este momento ten en cuenta que aunque queden un par de meses para el verano hay complementos que son importantes tener a mano desde ya. Las gorras, los sombreros y las gafas de sol especiales para niños.
  2. Lleva siempre a mano un protector solar. Debe ser lo primero que haces por las mañanas y repetirlo varias veces al día. Una forma práctica de que no se te olvide es llevar siempre en el bolso una barrita de Arnidol Sun. Aunque todavía nos quede lejos la playa, tu peque pasará más horas en el parque.
  3. No olvides las insolaciones primaverales. Los cambios de temperatura cada vez son más bruscos y si a nosotros nos cuesta adaptarnos, ¡imagínate a los niños! Para que esto no ocurra echa mano de la gorra y enséñale a que se mantenga siempre hidratado.
  4. Broncearse de forma progresiva. Si decidís pasar la Semana Santa en la playa recordad que hay un periodo de transición. No es recomendable pasar muchas horas al sol el primer día, su piel debe ir adaptándose poco a poco.
  5. Hidratar su piel al final del día. Después de la ducha recuerda aplicar en su piel crema hidratante. Los cambios de temperatura resecan mucho y es importante que la cuidemos desde el primer momento. Si lo incluyes como hábito diario acabarán haciéndolo ellos solitos.

Con todos estos trucos, ya estáis preparados para disfrutar de esta época del año tan bonita en familia. Viajes, excursiones y planes al aire libre, ¡seguro que lo estabais esperando!

POST RELACIONADOS

  • junio 6th, 2019 |
  • Cómo afrontar la llegada del calor

  • Como sabes, la piel de los niños es mucho más delicada que la de los adultos y requiere de unos cuidados específicos en verano. Hay que tener especial cuidado con los efectos del sol, ya que la piel tiene memoria y una exposición reiterada y desprotegida puede tener repercusiones en el futuro.

  • LEER MÁS >
Más artículos
Once upon a time…