• Juegos online versus tradicionales

Ambos tienen beneficios e inconvenientes. Te contamos los principales.

Juegos para niños online y tradicionales, ¡ambos tienen beneficios!
Juegos para niños online y tradicionales, ¡ambos tienen beneficios!

Nuestros hijos son nativos digitales. Han nacido en la era de la tecnología y van a crecer con un Smartphone o una tableta al lado. Tanto si nos gusta como si no. Pero ¿hay que olvidar los juegos infantiles tradicionales? ¿O es mejor compaginarlos? Hay tiempo para todo y ambos tienen ventajas y desventajas. A continuación te los contamos.

Los juegos online

A los niños les gusta jugar con la tecnología. Y tiene muchas cosas buenas:

  1. Les ofrece experiencias que posiblemente los juegos tradicionales no les permiten vivir.
  1. Les mantiene al día de las novedades y los motiva a aprender cosas nuevas. Muchas aplicaciones pueden ayudar en el aprendizaje de tu hijo. La tablet le puede venir bien para mejorar su destreza en matemáticas o lengua o para aprender a tocar el piano desde casa. ¡Pueden llegar a ser muy útiles!

Ahora bien, conviene moderar su consumo ya que un abuso podría ocasionar:

  1. Una reducción en las interacciones con la familia y amigos. Pasar demasiadas horas frente a una pantalla puede aislar al niño.
  1. Sedentarismo. Si tu hijo se pasa horas y horas sentado frente al ordenador no se moverá y esto no es bueno para su salud. Aunque cada vez más hay videoconsolas que fomentan el movimiento, en general no lo hacen.
  1. Problemas en la vista. Muchas horas frente a una pantalla no es bueno para los ojos de los niños.

 Los juegos populares y tradicionales 

Seguro que tú de pequeña jugabas a juegos infantiles tradicionales. Son los de toda la vida: el escondite, el conejo de la suerte o la charranca. Permiten:

  1. Aprender y conocer el medio ambiente a través del contacto directo y experiencias reales, mucho más ricas que las virtuales.
  1. Socializarse. En el parque o de excursión en la montaña, los niños pueden jugar juntos y hacer nuevos amigos.
  1. Estimular su imaginación y hacer ejercicio.

Aunque también tienen sus limitaciones, claro. Dejar de lado las ventajas que ofrece la tecnología y quedarse anclado en el pasado tampoco sería una buena idea. Sería privar a tu hijo de recursos que le pueden aportar muchas cosas.

Lo mejor es aprovechar las ventajas de ambos juegos y combinarlos. ¡Hay tiempo para todo!

¿Qué te ha parecido este artículo? No te pierdas Cómo enseñarle a ir en bicicleta, Las mejores apps educativas para niños Android y Juegos de piscina para niños.

POST RELACIONADOS

Más artículos
Recetas de cocina fáciles para hacer con niños: Crostini variados