• Tu mejor aliada en el parque: la barra para los leves golpes en niños

  • ¿Cuándo utilizar una barra para golpes en niños? ¿Qué es un moratón? ¿Qué remedios naturales hay para el moratón?

¡Qué ganas tenían nuestros peques de volver al parque con sus amiguitos después del cole! Y aunque ya ha empezado el curso hace algunas semanas, tienen la misma energía que el primer día. No debemos bajar la guardia. Debemos estar alerta y pedir que vigilen su modo de jugar, sin llegar a convertirse en un niño o una niña “burbuja”. Es imposible evitar todas sus caídas, no somos superhéroes. ¡Pero sí que tenemos herramientas o trucos con superpoderes como la barra para los leves golpes en niños que llevamos en nuestro bolso!

Seguro que alguna vez te has preguntado cómo estar tranquila en el parque, cuál es la manera de actuar en caso de que tu peque se haga un leve golpe. Hablando con los demás padres y madres puedes llegar a la misma conclusión. La barra para los leves golpes, de árnica, es muy útil. Aporta tranquilidad a los padres. Ir al parque ya es otra cosa, por este motivo, hasta los colegios cuentan con una barra para los leves golpes en niños, ideal también para moratones.

Qué es un moratón

Los niños que son más activos ya conocen qué son los moratones. Un moratón –también llamado hematoma–, se forma cuando los tejidos blandos del cuerpo reciben algún leve golpe. Hecho que provoca que pequeñas venas y capilares (vasos sanguíneos pequeños) que se encuentran debajo de la piel se rompan. De esos vasos sanguíneos salen glóbulos rojos. Estos glóbulos rojos se acumulan bajo la piel y originan una marca amoratada, azulada, rojiza o incluso negruzca.

Un moratón pasa por varios cambios de color a medida que el pequeño golpe se empieza a curar. Son un indicador de que el cuerpo del peque se está metabolizando o descomponiendo los glóbulos rojos de los cuales te hemos hablado y que están acumulados bajo la piel. Es un proceso que atraviesa el cuerpo para reparar el pequeño golpe y recuperarse

Fases de un moratón

Un moratón pasa por distintas fases:

  1. En un principio, seguramente aparece un bulto de color morado o rojo, blando y un poco doloroso al tacto. Se podría dar el caso de que el bulto se hinche un poquito debido a la sangre acumulada debajo del tejido.
  2. Dos días más tarde, el moratón seguramente se vuelve azul o incluso de color negruzco.
  3. Entre 5 y 10 días posteriores al pequeño golpe, se puede volver verde o amarillo.
  4. Y de entre 10 y 14 días más tarde, puede que el moratón se ponga de color marrón claro, y se vaya aclarando hasta desaparecer. 

Duración de un moratón

La mayoría de los moratones desaparecen a las dos semanas, y puede que incluso antes. Lo mejor es que colabores en que tu hijo reduzca la hinchazón y el tamaño del moratón.

Cómo acelerar la curación de un moratón

Para acelerar la curación del moratón de tu peque te decimos un truco. Recuerda la palabra “RICE”, que equivale en inglés a reposo, hielo, compresión y elevación:

  • Reposar la zona donde hay el moratón, si es posible.
  • Aplicar hielo envuelto en una toalla sobre el moratón. Y mantenerlo durante unos 10 y 20 minutos sobre la zona. Recuerda, repetirlo varias veces al día durante un par de días como máximo.
  • Si la zona del moratón está inflamada, comprimir con una venda elástica, sino no es necesario. Y en caso de utilizar la venda no es recomendable ajustarla demasiado.
  • Elevar la zona lesionada.

Cómo tratar un moratón

¡Me cachís, ya ha aparecido el moratón! Después de un leve golpe parece que el moratón ya nos está indicando el lugar exacto. 

Cuando quieras tratar un moratón existen remedios naturales para tratarlo que seguro son de tu interés:

  • Hielo. Como decíamos, va bien aplicar el hielo rápidamente. Es uno de los remedios caseros más conocidos, más sencillos y más al alcance. Recuerda aplicarle a tu peque con un trapo. Es un método útil, ya que con el frío se provoca una contracción de vasos sanguíneos, que consigue adormecer la zona y disminuir dolor e inflamación. Y sobre todo, es útil para leves golpes. Si es un golpe fuerte con herida abierta no sigas este consejo.
  • Aloe vera. Es una de las plantas más conocidas. Tiene múltiples propiedades que hacen que sea apta para usar no sólo con golpes en la piel, también para otros usos. Ofrece propiedades antiinflamatorias y regeneradoras. Y si lo friccionamos sobre la zona donde tu niño se ha hecho un leve golpe puedes evitar el color morado tan llamativo. 
  • Vinagre de manzana. Puedes diluir agua fría con un poco de vinagre y después aplicarlo sobre la zona con un algodón limpio. Con esto se consigue que la sangre circule mejor y reducir el moratón de un modo más rápido.
  • Cebolla. Con la cebolla podrás estimular el flujo linfático y ayudar a que la sangre no se acumule gracias a la alinasa, un químico natural. Corta la cebolla en dos partes y frota con ella el moratón.
  • El perejil es una especia que tiene propiedades analgésicas naturales, además de inflamatorias que ayudan a reducir la hinchazón y el hematoma. Puedes machacar el perejil para sacar jugos y aplicarlo en la zona.
  • La patata. Es otro alimento adecuado para combatir el moratón. Contiene una enzima que se llama catalasa que se utiliza en distintos tratamientos para ayudar a la oxigenación celular. Puedes cortar una patata en generosas rodajas, frotarlas sobre el moratón y verás como el color morado-verdoso se va reduciendo. Repite el proceso dos veces al día hasta que casi haya desaparecido el moratón que tiene tu hijo.
  • El ajo crudo está considerado un buen antiinflamatorio. Y tiene propiedades antioxidantes que ayudan a regenerar la piel de un modo rápido. Puedes aplicar el ajo crudo en la zona.
  • Calor. Aplica el calor y mejorarás la circulación y aumentarás el flujo sanguíneo de tu peque. Así ayudarás a eliminar sangre atrapada después de que se haya formado un moratón. Además le puede ayudar a aliviar el dolor. Puede servir una botella de agua caliente, una almohadilla térmica o un baño caliente.
  • Consuelda. Se trata de una planta que se utiliza para tratar dolencias de la piel e inflamación. Pon a hervir hojas de consuelda durante 10 minutos. A continuación cuela el líquido y envuelve las hojas en un paño o en una toalla y lo aplicas en la zona del moratón.
  • Vitamina C. Este tipo de vitamina tiene propiedades antiinflamatorias y es útil para promover la curación del hematoma. Come suficiente fruta con vitamina C.
  • Piña. La piña tiene bromelina, una mezcla de enzimas que se encuentra en esta fruta. Y puede ayudar a reducir el moratón y también la inflamación. Ofrécele a tu niño esta deliciosa fruta y aportarás bromelina al cuerpo de tu peque.
  • Árnica. Está considerado un buen antiinflamatorio. Tiene propiedades analgésicas al contener helenalina, ácidos y dihidrohelenanina. Como la suma de estos ingredientes permite calmar el dolor y atenuar el color de hematomas, es un ingrediente esencial en una barra para leves golpes en niños, que contiene árnica a parte de Harpagofito, ambos ingredientes de origen natural. Así, ayuda a refrescar y reconfortar la piel de tu hijo después del pequeño golpe. 

Ahora que ya conoces cómo tratar un moratón, aparte de tener presente la barra para leves golpes en niños, intenta recordar alguno de los remedios, ya que no nos engañemos, seguramente tendrás que utilizarlos en tu peque. Pero no te preocupes, que un moratón se va al poco tiempo y las aventuras que vive a diario tu hijo hacen que sea un niño la mar de feliz descubriendo mundo en una de las etapas más importantes de su vida.

POST RELACIONADOS

Más artículos
Trucos para que coja el chupete