• Lactancia materna: ¡no te rindas!

Los primeros días con tu bebé en casa no son fáciles. Hay quién dice que es más dura la lactancia materna que el propio parto. Depende del caso, pero las primeras semanas que amamantes a tu bebé seguramente te encontrarás con algunos problemas y va bien tener cierta información a mano.

Te contamos todo lo que necesitas saber y nadie se atrevió a explicarte sobre la lactancia materna.

 

Ojo con las grietas

Sobre todo al principio, es posible que sufras grietas o incluso alguna herida en tus pezones. Es una zona sensible que no está acostumbrada a la succión constante de tu bebé. Puedes aplicarte una pomada para hidratar y aliviar la zona. No te preocupes, a medida que vayan pasando los días, tu piel se curtirá, se acostumbrará a la lactancia y dejará de dolerte. Estamos preparadas para ello.

Sino es así, puede ser que la postura de tu bebé no sea la correcta. Puedes consultar con algún grupo de apoyo de la Liga de la Leche o con tu comadrona para que lo revise. Corrigiendo la postura se debería solucionar el problema. 

Si en algún momento notas dolor o inflamación en el pecho y fiebre, consulta con tu médico. La mastitis es una inflamación de las glándulas mamarias que, a menudo, requiere tratamiento. No tiene porqué ocurrirte si vacías correctamente los pechos. Prueba a aplicar calor antes de cada toma. Te ayudará a evitar posibles obstrucciones. Al acabar, prueba con algo frío, te aliviará.

 

La naturaleza es sabia

Si tienes problemas con la cantidad de leche que produces, que no cunda el pánico. Si es por exceso, tranquila. En unos días, la producción se regulará. Tu cuerpo es sabio y producirá la leche que necesita tu bebé. La succión es la que estimula la producción. Por tanto, si tu bebé necesita menos, tu cuerpo lo captará rápidamente.

Si, en cambio, notas que el problema es justo el contrario, que no produces suficiente leche lo que tienes que hacer es estimular la producción colocando a tu bebé al pecho más veces. Tu organismo interpretará que el pequeño necesita más leche y en unos días empezarás a tener más cantidad.

 

Con precaución

Verás que durante el tiempo que estés con lactancia materna exclusiva no tendrás la regla. Es normal. Depende de cada caso, pero puede que no llegue hasta al cabo de unos meses. Aunque es poco probable que te quedes de nuevo embarazada, no te fíes. Toma precauciones porqué podría ocurrir.

 

Cuida tu alimentación

Es importante que sigas una alimentación equilibrada para que tu bebé reciba las vitaminas y nutrientes que necesita. Seguramente tendrás más hambre. No cuentes las calorías, pero cuida lo que comes. Esfuérzate en comer granos y cereales integrales, frutas y verduras frescas y alimentos ricos en proteínas, calcio y hierro. Date algún capricho de vez en cuando con algo dulce, pero no te pases.

Cuando hayas superado los problemas iniciales y puedas amamantar a tu bebé sin molestias físicas, empezarás a disfrutar de manera plena de la lactancia materna. Habrá valido la pena el esfuerzo.

 

 

 

Imagen destacada

157624374.jpg

Imagen promocionado

157624374.jpg

POST RELACIONADOS

  • mayo 2nd, 2019 |
  • Bullying, mucho más que cosas de niños

  • En los últimos años hemos conocido, a través de los informativos, un número importante de casos de bullying o acoso escolar. Algunos de ellos con graves consecuencias. El bullying se ha convertido en un problema a escala mundial, que va mucho más allá del típico “son cosas de niños”.

  • LEER MÁS >
  • abril 30th, 2019 |
  • Ideas clave para aprender a reciclar

  • ¿Sabes cómo reciclar correctamente? Si lo tienes claro no necesitarás leer este post. Si, por el contrario, formas parte de la mayoría que sigue sin saber muy bien en dónde va cada cosa, aquí encontrarás la guía definitiva. Con nuestras claves para reciclar, di adiós a depositar las latas en el orgánico.

  • LEER MÁS >
Más artículos
Niño acostado en el sofá y durmiendo junto a su padre
Qué hay que hacer con las mantas antes de usarlas en invierno