• Las claves de las revisiones pediátricas

Durante el primer año, el pediatra revisará a tu bebé varias veces. Te explicamos lo más importante.

Las revisiones pediátricas del primer año son vitales para controlar que la evolución de tu bebé sea la correcta. El pediatra y la enfermera revisarán a tu pequeño de manera periódica para controlar su peso y talla, administrarle algunas vacunas y evaluar su sistema psicomotor, entre otros.

 

Te damos algunos consejos para sacarles el máximo partido:

1. Aclara tus dudas: Antes de ir a la revisión, apunta todo lo que quieres preguntar tanto al pediatra como a la enfermera. Es posible que cuando estés en la consulta olvides algunas cosas. Ten una libreta a mano para ir anotando esas dudas que te vayan surgiendo. La revisión es un buen momento para resolver cuestiones prácticas sobre el cuidado de tu hijo (sueño, alimentación, hábitos, etcétera). De todos modos, tómate sus consejos como orientaciones, tú eres quién mejor conoce a tu pequeño.

2.  ¡No te obsesiones con el peso y la talla!: En cada revisión, pesarán y medirán a tu hijo para controlar que su evolución siga los estándares. Si se sale de lo que se considera “habitual” tu pediatra te asesorará y te explicará cómo actuar.

3. Te informarán sobre todo lo relacionado con las vacunas, hay algunas obligatorias y otras opcionales, pero las decisiones deberás tomarlas tú, con toda la información que te proporcionen.

Si quieres saber más acerca de la salud de tu bebé, no te pierdas los artículos Oh no, hoy tocan vacunas y Huesos fuertes desde el primer día.

 

Imagen

177000449.jpg

Imagen destacada

177000449.jpg

Imagen promocionado

177000449.jpg

POST RELACIONADOS

Más artículos
mano de un niño jugando con una araña en una superficie con arena
Cómo reconocer una picadura de araña