• ¡Me han picado los mosquitos! Te contamos cómo aliviar picaduras

  • Cuáles son los síntomas de las picaduras de mosquito, cómo calmarlas, y la importancia de la prevención

Cuántas veces has oído “¡Me han picado los mosquitos!”. Es un hecho muy común, así que siempre va bien conocer cómo aliviar picaduras de mosquito que han recibido nuestros peques y que tanta molestia les causan. Te vamos a explicar cómo calmar picaduras de mosquito para que la próxima vez tu peque y tú os podáis quedar más tranquilos.

Cómo reacciona el cuerpo cuando pica un mosquito

Cuando un insecto o un mosquito hembra pica, penetra la piel usando una parte de su boca llamada probóscide para chupar la sangre de la persona. Recordemos que las hembras necesitan la sangre para producir sus huevos. Pues, mientras el mosquito se va alimentando, inyecta su saliva en la piel y el cuerpo reacciona con protuberancia y comezón. 

Hay personas que tienen una reacción leve a la picadura y otras reaccionan un poco más fuerte. Las picaduras de mosquito tienen las siguientes características:

  • Aparecen un par de horas después de la inoculación.
  • Pican de un modo insoportable, y puede que el picor dure días.
  • Son más leves que las picaduras de avispas o abejas.
  • Permanecen uno o dos días en la piel.

De todos modos, es interesante saber cómo calmar picaduras de mosquito. 

Indicios de una picadura de mosquito

Antes, vamos a conocer los indicios más habituales de una picadura. Son:

  • Aparición de enrojecimiento en la zona y un bulto hinchado. Suele suceder unos minutos después de la picadura de mosquito.
  • Un día después de la picadura, puede que aparezca un bulto, o varios, de color marrón rojizo, y que pica.
  • Manchas oscura con aspecto de moratón.
  • Ampolla pequeña en lugar de aparecer un bulto.

Cómo calmar picaduras de mosquito

Si quieres aliviar picaduras de mosquito, te ofrecemos algunos consejos. Seguro que te servirán:

  • Lavar el área afectada con agua y jabón.
  • Intenta moverte a un lugar donde creas que no hay mosquitos.
  • Hielo. La temperatura tan fría del hielo ayuda a reducir la inflamación. Aplica una compresa de hielo durante 10 minutos para bajar la zona inflamada y la comezón. Sobre todo, no apliques directamente hielo a la piel de tu peque, envuelve el hielo en una toalla o un paño. Puedes volver a aplicar la compresa de hielo, según creas conveniente. 
  • Miel. La miel puede ayudar a reducir la inflamación y evitar la infección, además de aliviar la zona afectada.
  • Aloe vera. Esta planta tiene muchos usos, ya que es una planta que proporciona una cura frente a una picadura de mosquito. Puedes abrir una pequeña sección de la planta y aplicarla en la zona irritada. A continuación, lo dejas para que se seque y lo vuelves a aplicar según sea necesario. Y ten presente que esta planta también funciona como repelente natural contra los mosquitos.
  • Albahaca. Para aliviar picaduras de mosquito, puedes hacer un aliño de albahaca hirviendo dos tazas de agua y agregando hojas secas de la planta. Puedes dejar reposar la mezcla hasta que se enfríe y sumergir un paño en el aliño y frotarlo suavemente sobre la picadura.
  • Ajo. Aplica ajo cortado directamente sobre la picadura, pero que sepas que puede causar ardor. Es importante que lo tengas en cuenta.
  • Cebolla. Ayuda a solucionar problemas de piel y a regenerar heridas. Puedes cortar un trocito de cebolla y aplicarlo sobre la picadura de mosquito, déjalo actuar durante unos minutos y después lavas la zona. La cebolla también actúa como repelente de insectos, así que puedes poner un bulbo en algún lugar de tu casa y verás como el olor de cebolla espantará no sólo a mosquitos, también a hormigas y otros insectos.
  • Bicarbonato de sodio. Si te preguntas cómo aliviar picaduras de mosquito, el bicarbonato es otra de las opciones para actuar frente a la molestia de la zona. Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio con agua e intenta formar una pasta. A continuación lo aplicas en la zona, esperas un cuarto de hora y listo, ya lo puedes lavar.
  • Aceites esenciales. La esencia de lavanda o el árbol de té también pueden ser un buen aliado para aliviar picaduras de mosquito. Se pueden aplicar directamente sobre la zona varias veces al día hasta que consigas calmar la molestia en tu peque. 
  • Vinagre de manzana. Si aplicas una gota de vinagre ayudarás a reducir aquella sensación de escozor y ardor tan incómoda. También se le considera un desinfectante natural y va bien cuando uno se ha ido rascando mucho. Si se necesita mucho alivio, se puede empapar un baño en agua fría y vinagre de manzana y aplicarlo en la picadura. Es una manera de contribuir a una sensación de calma. Frente a muchas picaduras, se pueden diluir un par de tazas de vinagre en un baño tibio y dejarlo en remojo durante 20 minutos. 
  • Aplicar presión es otra manera de aliviar picaduras de mosquito.
  • Utilizar un stick que combina flores de árnica junto con ingredientes naturales, como la resina de boswelia y la calamina, es muy útil para aliviar picaduras de mosquito. Proporciona calma, hidratación y frescor en la piel de tu peque. Aplícalo sobre la zona afectada mediante un suave masaje. Puedes repetir la aplicación.

Importancia de la prevención

Para no tener que sufrir si van a picar a tu peque y no tener que preocuparte sobre cómo aliviar picaduras, es recomendable que tengas en cuenta los siguientes métodos de prevención.

  • Viste a tu hijo con ropa que le cubra brazos y piernas.
  • Ponle ropa tratada con permetrina, así lo protegerás, incluso después de unos cuantos lavados. 
  • Usa repelentes en la ropa (no en la piel) para alejar los mosquitos e insectos de tu hijo.
  • Intenta usar protectores contra mosquitos, especialmente durante la noche.
  • Usa mallas para puertas y ventanas.
  • Poner en la habitación un bol con vinagre de vino. Los aleja por el olor que va desprendiendo.
  • El aire acondicionado ayuda a neutralizar el ambiente húmedo y cálido que tanto atrae a los mosquitos. Es un buen método para ahuyentarlos.
  • Si comes alimentos como la cebolla o el espárrago los aleja, pero si en cambio, utilizar perfumes o cremas con olor dulce los atrae.
  • Es normal que tu peque reciba picaduras cuando empieza a anochecer, así que intenta no salir al aire libre en cuanto se pone el sol. Y si algún día no lo puedes evitar, por el motivo que sea, intenta hacer lo posible para que tu hijo vaya bien cubierto con prendas de colores claros, y mejor si son de algodón.
  • Los mosquitos acostumbran a poner huevos muy cerca del agua, así que una vez a la semana, restriegue, cubre o tire macetas o botes por si queda agua estancada. 

Debes dar mucha importancia a la prevención. Y sobre todo, si a tu hijo ya le han picado actúa rápidamente para evitar que le cause mucha molestia y que se le hinche o se le llegue a infectar. Y recuerda que si tu peque presenta una reacción más grave que los indicios comentados es muy aconsejable que le visite su pediatra.

POST RELACIONADOS

Más artículos
¡Feliz Día Internacional de la Familia!