• meriendas fáciles y ricas para niños
  • Cinco meriendas fáciles y ricas para niños

  • Para todos los gustos

La merienda es la comida favorita de muchos niños y niñas. Ese pedacito del reloj en el que desconectan con su serie favorita, los amigos y amigas o escuchando un buen cuento. Pero, sin duda, lo mejor de las meriendas es la versatilidad. Pega con dulce, pega con salado y con lo que mejor pega es con ambas (y al mismo tiempo, incluso). Todo vale, como en la guerra. Por ello, aquí te dejamos cinco meriendas ricas y divertidas para que tú y los peques podáis disfrutar juntos de hacerlas, además de comerlas.

Cinco meriendas fáciles y divertidas para niños

Galletas de chocolate con forma de dominó

Con un poco de imaginación, la cocina puede ser mucho más divertida. Las galletas nos gustan a todos, pero esta vez te proponemos que vayas un poco más allá y crees un juego con ellas. Te enseñamos cómo hacer galletas de chocolate con forma de dominó. Jugar y cocinar a la vez, ¿qué te parece? Seguro que a tus hijos les encanta la idea.

Se trata de una receta sencilla de galletas de mantequilla, a la que le añadimos un poco de cacao en polvo sin azúcar.

Ingredientes que necesitarás:

  • 100 gramos de mantequilla sin sal
  • 100 gramos de azúcar
  • 170 gramos de harina
  • 30 gramos de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Grageas de colores

¿Ya lo tienes todo? ¡Manos a la obra!

  1. Bate la mantequilla a temperatura ambiente en un bol y añade poco a poco el azúcar y el huevo hasta conseguir una mezcla homogénea.
  2. Tamiza la harina y el cacao en polvo y añádelo despacio a la mezcla. Cuando esté todo mezclado forma una bola con la masa.ç
  3. Sobre papel de horno, extiende la masa de las galletas hasta que tenga un grosor de aproximadamente 1 centímetro. Coloca encima otro trozo de papel de hornear hasta que quede bien plana. Déjala reposar 1 hora en la nevera.
  4. Con un cortador, corta las galletas con forma rectangular. Con un palillo, dibuja una línea en medio, para que parezcan fichas de dominó. Y pon encima varias grageas de colores para crear los números de cada ficha.
  5. Ya sólo queda hornearlas: cinco minutos a 180 grados. Déjalas reposar sobre una rejilla y ¡ya estarán listas!

Smoothie de frutas

smoothies para meriendas fáciles y ricas para niños

Es de ley: el verano es la época de los smoothies, una forma fantástica de hidratarse en verano. Refrescante, rico y nutritivo, este combinado infantil es ideal para aportar energía y vitaminas a los más pequeños, además de mostrarles lo importante y delicioso que es tomar fruta. Nosotros, en esta ocasión, hemos elegido el melocotón y el plátano, pero siempre puedes aplicar esta misma receta a otras frutas de temporada. No hay merienda más sana.

Ingredientes que necesitarás:

  • 3 melocotones
  • 1 plátano
  • 1/2 vaso de zumo de naranja
  • 2 yogures griegos
  • 2 cucharadas de miel

Si ya lo tienes todo… ¡Empezamos!

  1. Pela los melocotones y el plátano y exprime una naranja hasta obtener medio vaso de zumo.
  2. Mezcla el yogur con la miel. También puedes añadir azúcar o algún edulcorante de origen natural como stevia o sirope de agave.
  3. Pon todos los ingredientes en la batidora y bate hasta que consigas la textura deseada.
  4. Sírvelo bien frío. Si tu batidora puede picar hielo, puedes añadir unos cuantos cubitos y así te aseguras que el resultado final esté muy frío.

Banana bread

Además de ser una receta muy saludable… ¡está de muerte! El pan de plátano es una receta fácil y tiene un perfil 360º, muy completo. Queda bien con todo: mermelada, crema de cacahuete, fruta… incluso podemos hacernos un sandwich con él. Una de las meriendas para niños más ricas y versátiles que podrás encontrar en este post. meriendas fáciles y ricas para niños

Ingredientes que necesitarás:

  • 3 plátanos muy maduros
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de canela
  • 100 ml leche desnatada
  • 1/2 vaso copos avena
  • 1/2 vaso harina integral de trigo, espelta o avena
  • 1 cda aceite de coco

¿Ya has reunido todos los ingredientes? ¡Vamos a ello!

  1. Precalentamos el horno a 180ºC.
  2. Trituramos todos los ingredientes juntos.
  3. Los vertemos en el molde y decoramos con  medio plátano y frutos secos por encima.
  4. Lo horneamos durante unos 30 minutos. También es importante comprobar su consistencia pinchando el pan hasta que el cuchillo salga limpio (así nos aseguraremos de la cocción).
  5. Lo dejamos enfriar y… ¡listo!

Wraps con taquitos de jamón

Si eres más de merendar salado… estás en la receta indicada. Hacer wraps puede ser muy divertido y dinámico. Además, cada vez que decidamos hacer esta merienda podremos descubrir, combinar y probar nuevos alimentos.

Ingredientes que necesitarás:

  • 1 tortilla de maíz
  • 2 huevos
  • Aceite de oliva
  • 1 pimiento italiano troceado
  • Jamón cocido en taquitos
  • Queso rallado

¿Preparados? ¿Listos? ¡A cocinar!

  1. Bate un par de huevos en un bol con una pizca de sal y pimienta.
  2. Cocina los huevos en una sartén con una gota de aceite de oliva.
  3. Añade un pimiento italiano troceado (o jalapeños si os gusta el picante), jamón cocido en taquitos y queso rallado.
  4. Calienta en el microondas una tortilla de maíz durante unos segundos para que se ablande.
  5. Rellénala con el huevo y enróllala.

Si te ha gustado la idea, aquí te dejamos 5 wraps muy ricos y fáciles que podéis preparar juntos. ¿Nuestro consejo? Son ideales para la merienda-cena.

Tortitas de champiñón y queso

Como en toda buena receta salada que se precie, el queso no podía faltar. Estas tortitas pueden ser nuestro salvavidas en esas tardes abúlicas de domingo protagonizadas por una nevera vacía y muy pocas ganas de nada.

Ingredientes que necesitarás:

  • 4 tortitas mexicanas (dos para cada uno)
  • 3 huevos
  • 50 ml de leche
  • 200 gramos de champiñones
  • 200 gramos de queso rallado
  • Una cucharada de mantequilla
  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • Sal

Si ya lo tienes todo, lávate las manos y… ¡al lío!

  1. Corta los champiñones y saltéalos en la sartén. Una vez se hagan, apártalos. Ya nos encargaremos de ellos más adelante.
  2. Bate los huevos y la leche en un recipiente durante unos 30 segundos. Mézclalo todo muy bien.
  3. Una vez lo tengas, viértelo en la sartén y haz un revuelto de huevos. Déjalo reservado a un lado.
  4. Y ahora, por fin, a montar nuestras tortitas. Ponlas encima de la mesa y esparce un poco de queso rallado en la base.
  5. Después vierte a partes iguales el revuelto de huevos y las setas, y coloca un poco más de queso por encima.
  6. Por último, dobla las tortillas y colócalas en una sartén para dorarlas y hacer que el queso se derrita.

¿Vosotros sois más de merendar dulce o salado? Esperamos que pongáis en práctica todas estas recetas y que nos contéis cuáles son las que más os han gustado.

POST RELACIONADOS

Más artículos
Tabulé, una receta diferente pero muy divertida