• NIña merienda
  • Meriendas saludables

Además de no saltársela, es importante que las meriendas sean sanas y equilibradas.

¿Tu hijo merienda cada día? Es una comida muy importante, aunque suele ser una de las más descuidadas. Y además, no sólo es cosa de niños. Los adultos también deberíamos tomarla e incorporarla en nuestra rutina porque ayuda a llegar a la cena en un mejor estado.

No hacen falta grandes preparativos, basta con un tentempié sano (muy importante) que ayude a no acumular un hambre excesiva para la cena y para mantener activo el metabolismo. En el caso de los niños, es especialmente recomendable proporcionarles una merienda nutritiva y sana que les proporcione todo lo que necesitan para afrontar con fuerza lo que queda de día. Algunos consejos que no debes olvidar:

  1. ¿Cómo deben ser las meriendas? No recurras a la bollería industrial o los zumos envasados. Contienen demasiadas calorías vacías, grasas y azúcares y poco o nulo valor nutricional. Su consumo debería ser muy puntual. Las meriendas deben ser equilibradas y combinar alimentos de distintos grupos: hidratos de carbono, frutas y lácteos. Por ejemplo, un batido de frutas y leche con cereales es una excelente opción.
  2. ¿Por qué es tan importante? No es bueno pasar más de 3 o 4 horas sin tomar ningún alimento. El aporte de nutrientes, especialmente en los niños, debe darse a lo largo de todo el día para que la actividad del metabolismo sea más eficaz. Además, las personas que únicamente comen 2 o 3 veces al día pueden sufrir ansiedad. Solucionar este problema es muy fácil.
  3. Crear el hábito: La merienda debe ser sana por un tema de salud, pero también para inculcar en la rutina de tu hijo la costumbre de comer bien siempre: en el desayuno, comida, merienda y cena. Si le habitúas a tomar una pieza de fruta o zumos naturales, combinado con algún lácteo y cereales, no tendrá la necesidad de recurrir a snacks o tentempiés que no le convienen. No quiere decir que un día no pueda tomar un bollo, pero no debería ser la norma.

¿Sueles seguir estos consejos para conseguir que la merienda de tu hijo sea saludable? Lee también No quiere desayunar, ¿qué hago? y Los mejores alimentos para el desarrollo de tu hijo.

 

POST RELACIONADOS

Más artículos
Junte-se à luta contra a obesidade infantil