• Mi propio cuento

¿Cuál es el cuento preferido de vuestros hijos? ¿Habéis probado a crear el vuestro propio? Podéis convertiros en escritores y dibujantes y dar forma a vuestro propio libro. ¡Os explicamos cómo hacerlo! 

Si os gustan las manualidades, podéis convertiros en artistas y escritores de una manera muy fácil. La ventaja es que podéis crear vuestra propia historia, trasmitiendo los valores que queráis a vuestros hijos, o copiar alguna que os guste mucho. Si os sobra la imaginación, no tendréis problema, sino siempre podéis adaptar algún otro cuento que tengáis en casa o buscarlo por internet. La red es una fuente inacabable de recursos.

 

El material que necesitas es:

  • Goma Eva blanca, preferiblemente de 3 mm de grueso.
  • Goma Eva azul, marrón, amarilla, rosa, violeta, verde, negra, … De los colores que más os gusten.
  • Rotuladores de colores.
  • Una pinza.
  • Pistola encoladora o pegamento.
  • 2 broches.
  • Tijeras.
  • Escuadra.
  • Textos de cuentos infantiles, escritos por vosotros o adaptados.
  • Fotos vuestras.

 

El procedimiento es muy fácil. Tomad nota de los pasos:

  1. Para empezar, debéis cortar 4 cuadrados de Goma Eva blanca de 12 centímetros de largo, tres rectángulos de 2,5 x 12 y otro rectángulo de 8 x 12 de Goma Eva de otro color (el que quieras). Los rectángulos grandes serán las páginas del cuento.
  2. A continuación, escribid los textos de vuestro cuento en cada página. Podéis usar rotuladores de colores o simplemente color negro. A gusto del consumidor.
  3. Ahora viene la parte más divertida: escoger los personajes. El protagonista puede ser el o los peques de la casa, ¡les encantará!. Mamá y papá también pueden aparecer como personajes secundarios. Podéis dibujarlos en la misma Goma Eva de colores y recortar las siluetas. Dejad un espacio para las caras, donde pondremos las fotos.
  4. A parte de los miembros de la familia podéis crear otros seres. Por ejemplo, probad a dibujar un gato en la Goma Eva, recortarlo y ponerle un bigote. Haced tres agujeros en el extremo de cada pata con las tijeras. Con la misma técnica, podéis incluir un oso, una tortuga… Para gustos, los colores.
  5. Cuando ya tengáis las páginas y los personajes, se trata de montar el cuento. Tenéis que colocar la primera página y la segunda juntas y unirlas enganchando el rectángulo de 2,5 x 12 centímetros. Después, hay que cerrar el libro y sujetarlo con los broches durante algunos minutos para que se fije el pegamento o cola. Una vez hecho, repetid la operación con las siguientes páginas, hasta tener toda la estructura hecha.
  6. Y, por último, toca llenar el cuento. Enganchad los personajes en las páginas en las que hayáis dejado espacio para ellos. Podéis dibujar bocadillos al lado de cada personaje y ponerle frases, como si fuera un cómic. ¡Vosotros sois los artistas!

 

Podéis dejar algunos dibujos sin pintar, en blanco y negro, para colorear otro día.

En próximas ediciones, podéis probar a recortar el cuento con formas: de niño, de gato, etcétera, en vez de hacer el típico cuento cuadrado o rectangular. Ahora, la pelota está en vuestro tejado. ¡A exprimir la imaginación al máximo!

Y si os gustan las manualidades no os perdáis: Cómo hacer una invitación muy especial

 

 

 

Imagen

101115148.jpg

Imagen destacada

101115148.jpg

Imagen promocionado

101115148.jpg

POST RELACIONADOS

Más artículos
niño en el campo
6 trucos para combatir a los mosquitos