• niñas en clase de natación motricidad gruesa
  • Qué es la motricidad gruesa

  • Descubre cuáles son las etapas en el desarrollo de tu hijo o hija

La motricidad gruesa es la encargada de los movimientos de los grandes grupos musculares del cuerpo. Es la que hace que te desplaces y puedas realizar movimientos motrices complejos, como lanzar objetos, saltar a la comba o mantener
el equilibro.

La motricidad gruesa evoluciona al mismo tiempo que la fina, pero termina de desarrollarse antes. Esto no quiere decir que se quede estancada, al contrario, las habilidades relacionadas con ella se pueden mejorar siempre.

¿Cuáles son las etapas de la motricidad gruesa?

Es evidente que la psicomotricidad tiene su desarrollo más importante en la infancia.

La motricidad gruesa sigue un orden muy claro: vertical, de la cabeza a los pies y horizontal, del torso a las extremidades. Es decir, el bebé va teniendo control de su cuerpo de manera paulatina. Por eso, las últimas habilidades que
aparecen son las que implican usos complejos de las extremidades.

Se pueden distinguir diferentes etapas en el desarrollo de la motricidad gruesa en función de la edad del niño o niña:

  • Cuando nace, el bebé tiene poco control sobre su propio cuerpo. Comienza por girar la cabeza y controlar su cuello, para luego girarse entero. En torno a los 6 meses comenzará a sentarse, para después gatear e intentar trepar.
  • A partir del año el bebé comienza a caminar. Empieza una nueva etapa llena de retos. Antes de los tres años aprenderá a subir y bajar escaleras, saltar, correr y lanzar cosas. Es el momento de tener a mano Arnidol Gel Stick, los golpes pueden estar a la orden del día.
  • Entre los 3 y los 5 años el niño o niña desarrollará de manera aún muy incipiente su equilibrio.
  • A partir de los 5 años ya tendrá completa autonomía.

Los golpes en la cabeza en la etapa infantil son bastante habituales, aunque, por norma general no tienen consecuencias graves. Es
lo que tiene no ver el peligro.

Cómo ejercitarla

Las horas de parque son grandes aliadas a la hora de desarrollarla, aunque con los horarios actuales a veces resulte difícil poder bajar. Actividades
como columpiarse, correr, o jugar con los amigos ayudarán a tu peque a desarrollar la motricidad gruesa. Todo aquello que le permita moverse, trepar, saltar… le ayudará a desarrollarla.

¿Sabías que el parque podía ser tan importante para mejorar la motricidad gruesa?

POST RELACIONADOS

Más artículos
Comer con niños en Madrid