• Cómo criar niños y niñas más tolerantes

  • La educación en valores es cada vez más necesaria en los tiempos que corren. Te contamos cómo ayudar a tus hijos a ser más tolerantes

El día 16 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Tolerancia. Naciones Unidas instauró este día con la finalidad de estimular el respeto a todos los derechos y libertades sin hacer distinciones; además de lograr la cooperación internacional en soluciones de diversos problemas. ¿Pero, por dónde empezamos si queremos criar niños y niñas más tolerantes? Pues, como con todo en la crianza, lo mejor es predicar con el ejemplo. Recuerda que tu hijo o hija observa todo lo que haces. Y lo normal es que también lo imite. Si quieres que tu peque sea más tolerante, comienza por revisar cómo te comportas en su presencia. Y los mensajes que emites, porque los niños y niñas no entienden de ironías y sarcasmos y pueden sacar conclusiones equivocadas. Pero el ejemplo no es lo único. Te traemos algunas estrategias para que ayudar a tu hijo a ser más tolerante te resulte más fácil.

Tolerancia en la infancia, ¿por dónde empiezo?

Educar en valores puede resultar difícil porque no son algo tangible. Por eso hay que empezar por cosas intangibles también, como las emociones y sentimientos. Reconocer lo que sienten, saber expresarlo y no avergonzarse por ellos es la base para ponerse en el lugar del otro. Y la empatía es fundamental para entender la tolerancia. Tan importante es que en Dinamarca niños y niñas aprenden empatía como una asignatura más. En ella cada uno muestra su preocupación individual, que se convierte en colectiva y todos proponen soluciones.

Aunque cada vez es más normal convivir con otras culturas, es algo que no siempre ocurre. Habla con tu peque de diversidad: sobre otras formas de vivir, de pensar,  las diferencias entre unas y otras… Explícale que en la vida no todo es blanco o negro y que la diferencia enriquece. Estarás ayudándole a entender en qué consiste el respeto al otro.

Como comentábamos, muchas veces son los propios adultos los que tienen prejuicios y fomentan los estereotipos. A los peques les suele dar igual lo que a los adultos les parece poco común. Si tu hijo o hija no muestra sorpresa, ¿por qué vas a hacerlo tú?

Por último, recuerda que, aunque una parte fundamental de la educación de los hijos es darles autonomía, es necesario supervisar sus elecciones. Si no quieres encontrarte con sorpresas, echa un vistazo a sus juguetes y cuentos antes de que los use.

¿Necesitas ayuda?

Puede que, además de poner en marcha todas estas estrategias, necesites algún apoyo material. Te dejamos algunos recursos que podrás usar para fomentar la tolerancia en la infancia. Por fortuna, en la actualidad los recursos son casi ilimitados. Los libros, no solo educativos, siempre son una buena herramienta. Busca cuentos que muestren diferentes situaciones y culturas, que tengan moraleja, que sean didácticos… Así moverás a tu peque a la reflexión.

A la hora del juego puedes elegir juegos cooperativos. La colaboración, la empatía, la tolerancia y el respeto son  necesarios para poder pasar un buen rato. Y tu peque estará interiorizando todos esos valores sin darse cuenta.

Si en algún momento te parece que tu peque no termina de interiorizar esto de la tolerancia, piensa en contactar con un profesional. Tendrá herramientas que le ayudarán a comprenderlo. Y si crees que desde el cole también pueden ayudar,  pide una reunión con el profe y plantéaselo. Puedes poner Dinamarca como ejemplo.

Y tú, ¿cómo fomentas la tolerancia en tus hijos? ¿Tienes algún truco que nos hayamos olvidado?

POST RELACIONADOS

Más artículos
Niño sentado sobre una piedra en el cauce de un río
Lugares más frecuentes en los que están los mosquitos