• No quiere desayunar, ¿qué hago?

Como les pasa a los adultos, algunos niños no tienen hambre cuando se levantan. Te contamos cómo actuar.

Hay niños que se levantan y ya quieren su biberón o su leche con cereales. Otros, en cambio, no tienen hambre y prefieren esperar. No te engañes, no es una cuestión de tiempo, aunque te levantes media hora antes sucederá lo mismo. Simplemente, no tienen hambre en ese momento. De hecho, ¿a cuántos adultos les pasa exactamente lo mismo?

  1. Según el nutricionista Julio Basulto, en su libro “Se me hace bola” (editorial Debolsillo), no está demostrado que los niños que no desayunan sean los que menos rendimiento tienen. Las encuestas suelen obviar que probablemente los que desayunan son los que tienen padres más metódicos o que les prestan más atención. Es cierto que el desayuno debería ser la comida principal del día, y así se nos ha inculcado, pero no debes obsesionarte con este tema. Lo más importante es comer a menudo y en cantidades moderadas.
  1. Si tu hijo es de los que no quieren desayunar en casa, prepárale un buen tentempié para media mañana. Que sea sano. Debe ayudarle a recargar las reservas que ha consumido durante la noche. Lo ideal es que contenga cereales, fruta y lácteos, en cantidades no muy grandes y que cubra sus necesidades de calcio y vitaminas. Por eso los especialistas insisten tanto en la importancia del desayuno.
  1. Pero más que forzarle a comer, hay que tratar de acostumbrarle. Intenta dedicarle un poco de tiempo, en la medida de tus posibilidades, y sobre todo, predica con el ejemplo. Come tú con él. Aunque el caos suele reinar en las casas con niños por las mañanas para no llegar tarde al trabajo y la escuela, intenta que sea sin prisas, pero sin pausas.
  1. Si a pesar de todo, no quiere comer, hay que respetarle. Cada persona, y también cada niño, tiene su propio metabolismo y necesidades. Eso sí, sé previsora porque seguramente a media mañana le venga hambre.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Lee también Adaptar la alimentación de tu bebé tras la lactancia exclusiva y Los mejores alimentos para el desarrollo de tu hijo.

 

 

POST RELACIONADOS

Más artículos
niño disfrazado de esqueleto mirando hacia abajo
Los disfraces de Halloween, una ocasión para educar en la igualdad