• Superhéroes sobre ruedas: enséñale a patinar con seguridad

¡Ay, el patinaje! Lo que te divertía cuando eras pequeña o pequeño y lo que mola seguir practicándolo. No sabes qué tiene que no pasa de moda y sigue enganchando. Además, no sólo es súper divertido, sino que también ayuda a desarrollar el equilibrio y mantener la armonía corporal a través de sus movimientos y ejercicios.

Patinar conlleva algunas caídas: culetazos que, por norma general, quedan en un susto pero también alguna lesión en brazos o piernas. En tus manos está prevenirlas. Es básico seguir unas normas de seguridad que harán que pasarlo bien en familia sea tu única preocupación.

Viste a tu hijo de superhéroe para patinar con seguridad

Los superhéroes necesitan un uniforme adecuado para su actividad, algo que no pueden descuidar ni cuando patinan. Así que ¡prepara bien su equipación antes de salir a la calle!

Patines

Si tu peque quiere patinar… es lo primero con lo que os debéis hacer ;). Los patines deben cubrir todo el tobillo para que le den la protección necesaria. Además, el plástico de la bota debe ser fuerte. ¿Cómo sabrás si está bien protegido? Te proponemos que hagas una cosa: Intenta retorcerlo; si lo consigues esa bota no es para tu peque.

Es importante, además, que cada vez que le pongas los patines te asegures de que las ruedas y los frenos están en perfecto estado. También las hebillas deben de funcionar de tal manera que la bota se ajuste al pie correctamente.

Casco

La necesidad del casco a la hora de patinar es incuestionable. No cometas el error de pensar que el casco de la bici vale también para patinar. Los cascos que se usan para el patinaje llegan más abajo en la parte posterior, en la base del cráneo, para proteger de posibles caídas hacia atrás.

Protectores

Rodilleras, coderas y protectores de muñeca son imprescindibles en el traje de todo superhéroe. El interior de las rodilleras y de las coderas deberá ser acolchado para que protejan al peque de raspaduras. Los protectores de muñecas deben estar hechos de un material rígido que consigan mantener la muñeca rígida en caso de pérdida de equilibrio. Asegúrate que la talla es la apropiada y que están correctamente abrochados.

Otros accesorios

Si no hace mucho calor, los pantalones largos y las camisetas de manga larga serán una buena armadura contra las raspaduras y los cortes. Puedes proteger los dedos con unos guantes livianos. Los protectores bucales también pueden ser una opción para que el Ratoncito Pérez no venga antes de tiempo.

¡A patinar se ha dicho!

Si la niña o el niño está aprendiendo, lo mejor es elegir una zona sin obstáculos y sin personas. Vosotros estaréis más tranquilos y no os interpondréis en el camino de ningún patinador más experto que pueda llevaros por delante. Tomaos vuestro tiempo, no hay prisa y cada peque tiene un ritmo de aprendizaje. Cuando tenga seguridad podréis lanzaros a una pista “de mayores”.

Al fin ha llegado el momento. Deslizaos suavemente durante cinco minutos para entrar en calor. Haced, además, ejercicios de estiramiento para aflojar los músculos y ligamentos, así evitarás desgarros y tirones musculares. Si quieres puedes hacer un masaje con un gel adecuado, antes de comenzar, o incluso después, para reconfortar.

Recuerda tener en cuenta en todo momento de los obstáculos de alrededor, sobre todo de las personas, que están en continuo movimiento. En caso de patinar en caminos para bicicletas o veredas, hacedlo a la derecha y avisad si vais a hacer un adelantamiento.

El patinaje es una experiencia saludable que fortalecerá a tu peque físicamente y también le enseñará a concentrarse y controlar su cuerpo. ¿Quién se apunta a pasar una tarde volando sobre ruedas?

POST RELACIONADOS

Más artículos
Cómo hacer tartaletas de fresas