• Todo lo que debes saber sobre golpes en la cabeza en niños
  • Golpes leves en la cabeza en niños. Aventura con los amigos

  • Descubre cómo actuar en los golpes leves en niños, cómo bajar el chichón y qué remedios caseros existen

“¡Me cachis! ¡Ya se ha vuelto a caer!”. Es una frase que no suena raro entre los padres, ¿verdad? Y es que los peques se lo pasan en grande con sus amigos, viviendo mil y una aventuras, pero aunque los padres alertemos a nuestros hijos, los golpes no avisan… Es cierto que los pequeños golpes en niños, y dependiendo del lugar, nos pueden horrorizar a los padres, aunque sean golpecitos. Primero porque es tu hijo –y que se haga daño siempre preocupa–, y después por si es un lugar delicado.

No hay que alarmarse en exceso por los golpes leves en la cabeza en niños, ya que seguramente quedará en un susto y te alertará de situaciones similares en un futuro. Aún así, es recomendable que estés atento a algunas señales por si fuera necesario acudir a un especialista. En ambos casos, es recomendable hacer un seguimiento sobre su evolución, para que te asegures que sigue el proceso habitual de un pequeño golpe.

Todos hemos sido niños. ¡Ay, qué etapa más bonita la niñez! ¡Qué ganas constantes teníamos de ir explorando el mundo! A nuestros peques les pasa lo mismo. Cómo les encanta descubrir cosas, subirse por sitios sin ser conscientes del peligro… Ponen a prueba los límites y viven grandes aventuras –algunas incluso imaginarias–, con sus amigos. Y es cuando, a veces, tienen la mala suerte de caerse. Los golpes leves en la cabeza en niños generalmente no tienen graves consecuencias. Tan sólo un pequeño dolor pasajero. Los expertos dicen que aproximadamente un 80-90% de los pequeños golpes, por ejemplo, en la cabeza en niños no tienen consecuencias relevantes, son leves, se quedan en un chichón y un buen susto, eso sí.

Seguramente, será inevitable alguna caída a lo largo de la vida de tu peque.. Mi pediatra online, Jesús Garrido, nos explica que “en contra de lo que piensa la mayoría, los pequeños golpes suelen ser menos graves en los niños cuanto menor es su edad. Especialmente mientras las fontanelas siguen abiertas y los huesos no están aún totalmente cerrados”. Así que “el cráneo es más elástico, tanto para amortiguar el golpe, como para poder dilatarse si hay un aumento de presión en su interior”.

Cómo evitar los pequeños golpes en la cabeza en niños

Cuando son peques, se caen, se dan golpes leves en la cabeza y se hacen heridas, pero aunque nos de respeto y tratemos de evitarlo a toda costa son situaciones que forman parte de su aprendizaje, están creciendo y explorando su alrededor. Aún así podemos prevenir los golpes leves en la cabeza en niños. ¿Cómo? Te lo explicamos:

Podemos intentar evitar los pequeños golpes en niños:

  • Poniéndoles calcetines con planta antideslizante o un calzado con una suela que evite resbalarse.
  • Colocar una barandilla de seguridad en lugares como la cama, o un colchoncito en el suelo por si se cayera mientras duerme. Si tenéis escaleras, es muy importante que pongáis las barreras, ya que la caída podría ser mayor.
  • Las alfombras van genial para amortiguar los golpes, hay antideslizantes versión infantil.
  • Conviene proteger con gomaespuma la esquina de los muebles y objetos que podrían hacer tropezar a tu peque.
  • Y sobre todo, si son niños pequeños nunca los dejes solos. Como decíamos, están en una etapa en que no paran de descubrir cosas. Actúan cuando no ven o no conocen el peligro y podría comportar graves consecuencias para tu peque.

En cambio, puede que evites golpes leves en niños más mayores si…:

  • Cuando van en patinete o en bici les recuerdas la importancia de llevar casco y protecciones. Una caída les podría provocar un leve golpe, así que vale más prevenir.
  • Les avisas de los peligros. Ya se les puede explicar y hacer razonar.

Los pequeños golpes en niños preocupan, y es difícil evitarlos, no nos engañemos, pero una vez ha pasado, no te sientas culpable –algo muy común en muchos padres–. No te lamentes, tan sólo te perjudicarás a ti y al peque, porque te notará angustiado. Justo después de la caída, tienes que pensar en cómo actuar, preguntarte cómo bajar, por ejemplo, un chichón en tu peque.

¿Qué hacer cuando se acaba de caer tu peque?

Aún así, ante golpes leves en la cabeza en niños, los padres deben saber qué síntomas pueden hacerles sospechar, que quizás convenga acudir a su pediatra. Eso sí, lo primero que tienes que hacer, aunque no sea fácil, es estar calmado y tranquilo, intenta conservar la serenidad. Si tu peque te ve nervioso se asustará y lo pasará peor. Una vez tengas presente que debes estar calmado, decide si es necesario ir a un especialista para que analice el golpe y el niño.

Pasos para bajar un chichón

Y justo después de la caída apareció el chichón, ¡vaya por Dios! Aunque puede impresionar, no te asustes, ya que es normal que aparezca. ¿Quieres saber cómo bajar un chichón? Te recomendamos:

  1. Comprimir la zona donde se encuentra el golpe leve lo antes posible.
  2. Después de la compresión, los cubitos de hielo ayudarán a conseguir bajar un chichón. Para bajar lo máximo posible la hinchazón ponle en un paño o una toalla hielo para situarlo en la zona afectada. Si no tienes cubitos de hielo puedes poner una bolsa de guisantes.
  3. Al día siguiente de los golpes leves en la cabeza en niños se puede remojar un paño con agua caliente y ponerle sobre el chichón, así se aliviará la zona afectada, estimulará la circulación y aumentará el flujo sanguíneo, de modo que acelerará la sanación y evitará molestias.

¿Y sabes también cómo bajar un chichón a tu peque y qué le irá muy bien? Tus mimos y los del resto de la familia. ¡Ay, cómo les gusta sentirse arropados y cuidados!

Otras maneras de bajar un chichón

Si eres de los que les atrae los productos naturales. Para bajar un chichón, también puedes hacer lo siguiente: aplicar un poco de lavanda. ¿Sabías que la lavanda ofrece propiedades antiinflamatorias? Puedes usar aceite o crema de lavanda para los chichones de tus peques. Otra opción es el aceite de árbol del té. Puede actuar en el golpe leve contribuyendo a acelerar el proceso de regeneración de la superficie cutánea.

Estas opciones naturales para bajar un chichón son lo que podríamos decir “trucos de la abuela”, y es interesante conocerlos.

Recuerda que son comunes los golpes en niños, así que en principio no deberías preocuparte si se cae y se da algún golpe. Generalmente no sería necesario acudir a tu médico. Aún así, conviene estar atento al comportamiento del niño durante las 24-72 horas siguientes. Si ves que tu peque tiene visión borrosa, vómitos, pérdida de conciencia o somnolencia, dolor de cabeza, irritabilidad, alteraciones en el habla, la coordinación,… Es recomendable visitar a un pediatra o especialista.

POST RELACIONADOS

Más artículos
5 superpoderes para disfrutar de la piscina sin sustos