• Piojos, ¿cómo prevenirlos?

Te damos algunos consejos para tratar de evitar el contagio.

La infestación por piojos o pediculosis es uno de los problemas más frecuentes entre los niños que van al colegio y una de las preocupaciones más grandes entre los padres. ¿Es tu caso? Ya lo dicen: más vale prevenir que curar, así que todo lo que puedas hacer para evitarlo te puede venir muy bien. Según el Ministerio de Sanidad, entre un 5% y un 14% de niños en edad escolar ha tenido piojos en alguna ocasión. Además, esta infección puede afectar a personas de todas las edades y el contagio es muy frecuente. Así que ponte manos a la obra y prueba con estos consejos para prevenir los piojos.

En contra de los mitos que circulan, su contagio no tiene nada que ver con la higiene del niño, su casa o el colegio. Los piojos no saltan, ni vuelan. El contagio sólo se da cuando entran en contacto una cabeza sana con una infectada, sea directamente o a través de peines, cepillos, gorros y otros accesorios que se compartan.

  1. Lo más importante es intentar evitar, el contacto directo entre las cabezas de los niños. No es tarea fácil, sobre todo si van a la escuela, pero explícale la importancia de hacerlo.
  1. Revisa la cabeza de tu pequeño de manera frecuente y observa con atención si se rasca la cabeza o presenta algún síntoma que puede hacerte sospechar una posible infección. Piensa que es más fácil eliminar un par de liendres, aunque sea con las manos, que hacer desaparecer una colonia entera de piojos. Es especialmente importante que revises detrás de las orejas y la nuca.
  1. Puedes usar repelentes naturales como colonias o esencias de herbolario. La lavanda, el árbol de té o el geranio pueden ahuyentar los piojos. Presta especial atención a los productos que uses, sobre todo los que contengan substancias químicas, ya que no son aconsejables usarlos de manera prolongada.
  1. Si tiene el pelo largo, recógeselo. Es menos probable que se infecte si tiene el pelo corto o despejado.
  1. Si puedes, cepilla el pelo de tu hijo varias veces al día. Si hubiera algún piojo, podrías debilitarlo más fácilmente y evitar incluso que ponga huevos.

 

Si quieres saber más acerca de la salud de tu hijo, dale un vistazo también a Cómo prevenir y combatir los piojos y Qué hacer ante las enfermedades más comunes de los niños.

POST RELACIONADOS

Más artículos
Cómo fomentar la gratitud en los niños