• ¿Por qué los mosquitos pican a unas personas y a otras no?

Si siempre has creído eso de que los mosquitos pican a las personas de “sangre dulce” te vas a sorprender. Resulta que los motivos por los que pican no tienen nada que ver con el sabor de tu sangre. Son de lo más variopintos y entran en juego muchos factores. ¿Quieres saber por qué pican los mosquitos? Te dejamos algunos de los puntos clave según señala Luisa M. Díaz Aranda, experta en Ciencias de la vida y entomóloga forense, en esta entrevista.

El dióxido de carbono

Parece ser que los mosquitos adoran el CO2 y no todas las personas emitimos la misma cantidad. Las embarazadas, por ejemplo, están en el grupo que emite más. También los deportistas. Si estás en alguno de los dos casos, ándate con ojo y no olvides llevar encima nuestra barrita de superpoderes verde por si acabas con un “mordisco”.

Ácido láctico y sudor

De nuevo los deportistas están en el grupo “de riesgo”. Los mosquitos, por lo visto, tienen querencia por cierto tipo de olores, algunos de los cuales se exhalan por el sudor. Si haces deporte es más probable que sufras alguna picadura. Una buena idea es ducharte por la noche, ya que los mosquitos aparecen más desde la caída del sol.

El grupo sanguíneo

Parece ser que los mosquitos eligen a sus “víctimas” también en función de su grupo sanguíneo. Su favorito es el O y en menor medida el B. Aquellas personas que tienen sangre del grupo A se libran de su visita. ¿Cómo saben a qué grupo pertenecemos? Por lo visto producimos algunas sustancias que hacen posible que lo conozcan.

Poco a poco, en base a diferentes estudios, se va conociendo más de los mosquitos y sus comportamientos. ¡Quién sabe cuánto podremos llegar a conocer! Ahora que sabes un poco más de por qué pican los mosquitos, ¿te encajan estos motivos? ¡Cuéntanoslo!

POST RELACIONADOS

  • julio 16th, 2019 |
  • Niña se aplica Arnidol Pic en una picadura de mosquito en el muslo
  • Cómo conservar tu Arnidol Pic

  • Si nuestra barrita con superpoderes contra las picaduras es tu aliado imprescindible del verano tienes que saber cómo conservarlo. Te contamos cómo llevarlo contigo a todas partes.

  • LEER MÁS >
Más artículos
Mamá, papá: ¡quiero jugar rugby!