• Por qué protegerlo del sol

La exposición al sol es beneficiosa para tu hijo, pero no se debe abusar de ella.

La piel de los niños es especialmente delicada. No escatimes en protección solar este verano. Aunque la exposición al sol es necesaria para todos, pequeños y mayores, ya que estimula la síntesis de la vitamina D, favorece la circulación y ayuda a combatir algunos problemas de piel, no debe confundirse con una sobreexposición. Pasar demasiado tiempo bajo los rayos del sol o recibirlos directamente sin protección puede ocasionar problemas en la piel, especialmente en los más pequeños de la casa. Te contamos por qué es tan importante que apliques protección solar en la piel de tu pequeño siempre que se vea expuesto directa o indirectamente a los rayos del sol.

  1. Evita las típicas quemaduras y manchas. La piel tiene memoria. Quizás ahora no te des cuenta, pero las consecuencias pueden llegar a largo plazo. Los bebés menores de un año no deberían estar expuestos directamente al sol, y a partir de esa edad, de manera moderada y siempre con protección.
  2. Los niños, los más sensibles. Los niños son especialmente vulnerables a los efectos nocivos de las radiaciones. Más que los adultos.
  3. Buenos hábitos desde pequeño. Si le inculcas la importancia de mantenerse protegido del sol desde bien pequeño, seguramente las mantendrá a lo largo de la vida. Los hábitos adquiridos durante la infancia suelen perdurar en el tiempo. Por lo tanto, dedica esfuerzos a explicarle la importancia de protegerse del sol durante todo el año.
  4. Cuidar la piel tras la exposición. En verano, es difícil no estar expuesto al sol. Pero al finalizar un día de playa o piscina intenso, es recomendable aplicar lociones hidratantes o calmantes para reducir posibles efectos adversos del sol.

¿Cómo protegerlo?

– Evita exponer a tu hijo al sol durante las horas centrales del día.

– Aplícale protección solar media hora antes de salir de casa y renuévala con frecuencia.

– Si siempre llevas tu Arnidol sun en el bolso, nunca olvidarás la protección que necesita la piel de tu hijo.

Si quieres saber más acerca del cuidado de la piel de tu hijo, quizás también te interese: Beneficios del sol en los niños y Protégelo del sol también en invierno.

 

 

POST RELACIONADOS

Más artículos
niña de espaldas con una mochila de hipopótamo morada de la mano de un adulto
Campamentos de verano para todos los gustos