• Cómo enseñar a los niños a protegerse del sol

Establecer una rutina a la hora de protegerse del sol es un básico en los tiempos que corren. Llevamos años hablando de ello, pero es un mensaje que parece que no termina de calar. ¿Por qué es ahora todavía más importante? El deterioro de la capa de ozono hace que los rayos del sol lleguen de manera más directa, menos filtrados. Sus efectos nocivos son, por tanto, peores y deberíamos protegernos durante todo el año. Porque el sol, aunque no lo veamos, siempre está ahí. Es evidente que en los días nublados sus efectos son menores, pero es que como las meigas, que haberlos, haylos. ¿Sabes cómo enseñar a los niños a protegerse del sol? Te dejamos algunas ideas básicas para hacerlos. Si se te ocurre alguna más, por favor, compártela en comentarios.

Protegerse del sol: una asignatura pendiente

Aunque cada vez somos más conscientes de los efectos dañinos de la exposición indiscriminada al sol, aún queda mucho camino por recorrer. Aspectos cómo con qué antelación aplicar el protector, o cuánta cantidad poner, siguen dándonos algún quebradero de cabeza. Y es importante despejar estas incógnitas, sobre todo en el caso de los más pequeños. La piel tiene efecto memoria y quemarse en la infancia no es inocuo.

Si se trata de filtros químicos, normalmente hay que aplicar la crema con una antelación de 30 minutos. Esto es diferente en el caso de los filtros físicos o minerales, como Arnidol Sun, que tienen efecto inmediato. En cuanto a la cantidad de protector que hay que aplicar, es de 2 mg/cm². Si te resulta difícil hacerte a la idea de cuánto es, haz caso al dicho popular: mejor que sobre que no que falte.

Tips para enseñar a los peques a protegerse del sol

La piel de los niños es mucho más sensible que la de los adultos, por eso es importante enseñarles a protegerse desde pequeños. Este es un trabajo de fondo, que hay que comenzar ahora para llegar al verano preparados. Sí, parece que queda un montón de tiempo por delante, pero piensa que anteayer -como quien dice- estábamos celebrando el nuevo año. No te duermas en los laureles. Si quieres llegar a tiempo, echa un ojo a nuestros tips.

  1. Seguro que ya has observado cómo repiten muchos gestos y expresiones de sus mayores, así que, si quieres que se protejan, protégete. El ejemplo es fundamental.
  2. Enséñales a usar la ropa adecuada. Y es que, muchas veces nos olvidamos de algunas partes del cuerpo, como las orejas. Busca gorras que les tapen nuca y orejas, así será más fácil evitar que se les quemen.
  3. Los ojos también son sensibles al sol, acostúmbrales a usar gafas que los protejan.
  4. Involúcrales en la aplicación del protector, sea cual sea su textura. ¿Has probado a jugar a los indios?
  5. Muéstrales cuándo hay que protegerse por completo del sol. Si su sombra es más pequeña que ellos, ¡a cubierto!

¿Se te ocurre alguna idea más para predicar con el ejemplo? ¡A ver si, entre todos y todas, llegamos a los diez!

POST RELACIONADOS

Más artículos
5 destinos españoles con niños para Semana Santa