• ¡Al agua, patos! Qué llevar el primer día de piscina

¿Ya tienes tu bañador y el de tu peque a punto? El buen tiempo ha llegado y la piscina será uno de vuestros planes favoritos. En los meses en los que el calor aprieta más ponerse a remojo es una gran idea. Pero, ¿qué llevar el primer día de piscina? A veces llenamos la bolsa de por si acasos innecesarios. Te vamos a contar lo que no puedes olvidarte.

A la piscina, con protección

La crema solar debe ser lo primero que debes meter en la bolsa de la piscina. Además es importante que sea específica para niños y niñas pues su composición está pensada para el nivel de desarrollo de su piel. No olvides tu barrita de superpoderes Arnidol SUN para que tu peque disfrute de una jornada de piscina sin quemaduras.

¡Y asegúrate de que no se expone al sol durante las horas de mayor incidencia de los rayos!

Botiquín

Ya os hemos hablado de lo importante que es tener un botiquín completo en casa, ¿por qué olvidarlo a la hora de ir a la piscina? Mete en una bolsita algunos envases de suero fisiológico, gasas y esparadrapo, antisépticos y algún utensilio como tijeritas o pinzas por si tu peque se lleva un susto. Si se hace una herida que parece más grave el socorrista le curará.

Ropa adecuada

Siempre pensamos en el bañador, pero es muy típico olvidar las chanclas para andar por el recinto. Tu peque irá cómodo y evitará clavarse pequeñas piedrecitas en sus pies descalzos o contagiarse con los hongos que se generan en los ambientes húmedos.

Tampoco olvides incluir en tu bolsa de la piscina una gorra, un sombrero o incluso un pañuelo para proteger su cabecita del calor del sol.

Agua y alimentos frescos

Una neverita será tu mejor aliado durante el verano. Intenta que no sea muy grande para que no resulte muy incómodo transportarla y llénala de líquidos y alimentos frescos como fruta o lácteos. Si la merienda preferida de tu peque son los bocadillos, también puedes preservarlo del calor metiéndolo en la nevera y evitarás que el pan quede duro.

Churros o tablas de corcho

Los flotadores y manguitos no resultan muy seguros porque pueden pincharse o los peques pueden quedar enredados en ellos, usa mejor churros o tablas de corcho. Les ayudará a flotar pero no les restará libertad de movimientos.

En la piscina, más que nunca, es imprescindible que desarrolles tu superpoder de la vigilancia: aunque los churros o las tablas pueden ayudarle en una pérdida de equilibrio debes estar permanentemente con ellos para asegurarte de que está fuera de peligro.

Esperamos que ya tengas claro qué llevar el primer día de piscina.

POST RELACIONADOS

  • mayo 2nd, 2019 |
  • Bullying, mucho más que cosas de niños

  • En los últimos años hemos conocido, a través de los informativos, un número importante de casos de bullying o acoso escolar. Algunos de ellos con graves consecuencias. El bullying se ha convertido en un problema a escala mundial, que va mucho más allá del típico “son cosas de niños”.

  • LEER MÁS >
  • abril 30th, 2019 |
  • Ideas clave para aprender a reciclar

  • ¿Sabes cómo reciclar correctamente? Si lo tienes claro no necesitarás leer este post. Si, por el contrario, formas parte de la mayoría que sigue sin saber muy bien en dónde va cada cosa, aquí encontrarás la guía definitiva. Con nuestras claves para reciclar, di adiós a depositar las latas en el orgánico.

  • LEER MÁS >
Más artículos
¡Se ha pillado los dedos!