Reciclar o cómo hacerle un guiño al planeta

  • reciclar

Reciclar es una actividad que está al alcance de todos. Hay familias que se apuntan a la crianza ecológica ya desde el embarazo. Otras, aunque decidan no seguir un estilo de vida estrechamente ligado a la naturaleza y la sostenibilidad, están comprometidas con el planeta y optan por reciclar.

Despertar la  conciencia ecológica de los peques puede ser tan sencillo como jugar. Y se puede empezar desde bien pequeños predicando con el ejemplo. De nosotros depende pasar a la acción para dejarles un planeta sano y en el que se pueda vivir.

Aprender a reciclar

Para interiorizar cómo reciclar lo primero es instaurar el hábito. ¿Sabes cómo hacerlo?

  • Enséñale con tu ejemplo. Si quieres que los peques lo hagan es esencial que separes la basura.
  • ¿Por qué es importante reciclar? ¡Cuéntaselo! Emplea para ello juegos o libros. Irán comprendiendo la importancia de preservar el planeta y el hecho de que frenar la destrucción del medioambiente está en nuestras manos.
  • Explícale cómo seleccionar basura y dónde depositarla. Existen 5 grupos de residuos: papel, vidrio, plástico, restos de comida y otros más orientados al resto de aceite, a los juguetes y las pilas. Para ayudarles a diferenciarlos puedes usar ilustraciones o imágenes en los cubos de la basura.
  • Apóyate en las campañas del cole. Existen asociaciones que visitan los coles con el objetivo de impartir formación para los más peques. Puedes preguntarle qué ha hecho durante la actividad e implementarlo dentro de la rutina diaria.

La importancia de reutilizar

Nos ha pasado a todos: el peque tiene tantos juguetes que no sabemos dónde guardarlos. Y al final termina pasando una tarde la mar de entretenida con una caja, un palo o una piedra. ¡Cuántas veces el objeto menos pensado se ha convertido en su juego preferido! Aprovecha su sencillez y confecciona juguetes para nuestro peque a partir de elementos reciclados. Reutilizar puede ser divertidísimo si sabes cómo hacerlo:

  • Calcetines o marionetas. Podéis convertir un calcetín viejo en su personaje de cuento favorito. Añádele ojos, pelo y todas las opciones que se te ocurran para formar una familia que puede seguir aumentando sin parar.
  • La segunda oportunidad de las botellas de plástico. Llenarlas de arena y convertirlas en bolos es una opción. También podéis hacer botellas sensoriales.
  • Música, maestro. Podéis usar piedrecitas, arroz, legumbres… meterlos en recipientes de yogur y ¡voilà! en divertidas maracas.
  • ¿Qué esconde una huevera? Puede convertirse en el caparazón de una tortuga, el cuerpo de un ciempiés, un coche, un camión de bomberos…

¿Qué más ideas se te ocurren para aprovechar plásticos, papeles y cartones?

2018-09-03T16:29:06+00:00agosto 29th, 2018|Categorías: Superpoderes Arnidol|Etiquetas: , , |Sin comentarios

¿Tienes algo que comentarnos?