Convierte tu casa en un refugio contra los mosquitos

  • refugio contra mosquitos

Este verano viene bien cargadito de bichos, como advirtió la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA) en el mes de mayo. Esta primavera ha llovido mucho y eso ha favorecido la aparición de insectos como mosquitos o mosca negra, que ponen sus huevos en lugares húmedos. Y cuando suben las temperaturas las larvas se reproducen con más facilidad. ¡Bingo! Por eso, ahí van unos consejos para convertir tu casa en un refugio contra los mosquitos. ¡A cubierto!

Aliados anti-mosquitos

  • Aceites esenciales: Ambientadores, hay muchos. Pero que funcionen, no hay tantos. Lo mejor es optar por la opción casera y echar manos de los aceites esenciales. Empapa unas bolsas de algodón con estos aceites y colócalas en un tarro. También puedes echarte unas gotitas en el pijama para evitar que los mosquitos duerman contigo. Los aceites más eficaces son los de eucalipto, limón, lavanda, almendras, citronela, romero o geranio.
  • Velas aromáticas: Si no te convence lo de embadurnarte en aceites, las velas son una excelente opción para ahuyentar a los mosquitos molestos. Colócalas junto a la ventana: el humo que desprenden evitará que los insectos se acerquen a ti.
  • La manzanilla: Ya sabemos que esta infusión tiene muchas propiedades saludables pero, ¿conocías su efecto repelente contra los mosquitos? Con un litro de agua y 200 gramos de manzanilla ya tienes un remedio perfecto para bloquear el paso a estos pequeños insectos. Pon a hervir el agua y las flores durante aproximadamente media hora, retíralo del fuego y, una vez que haya enfriado, frótate la mezcla por el cuerpo.
  • Hierbas aromáticas: Albahaca, romero, laurel o menta, los condimentos culinarios que tanto utilizas para tus platos favoritos pueden convertirse la solución al problema. Coloca una maceta con estas hierbas para alejar con su olor a estos insectos.
  • Dióxido de carbono: Tan sencillo como mezclar 20 centilitros de agua con 50 gramos de azúcar y calentarlo. Deja que se enfríe en una botella de plástico partida por la mitad y añade levadura en polvo, sin removerlo. En poquito tiempo verás cómo se crea el dióxido de carbono y el olor de la fermentación atraerá a los mosquitos, alejándolos de ti.
  • El ajo. Hay dos cosas que ahuyentan a los vampiros: el sol y el ajo. Este último también lo hace con los chupasangre voladores. Pela y corta varios dientes de ajo y échalos en un bol con un poco de agua. Una vez que maceren, se notará el azufre que será lo que ahuyente a los mosquitos. Utiliza el agua para rociar la casa.

Ponle fin al pánico que te suscita este pequeño insecto y disfruta del verano sin pensar en ello. ¡No olvides compartir tus truquitos!

2018-08-08T10:35:13+00:00agosto 8th, 2018|Categorías: Picaduras|Sin comentarios

¿Tienes algo que comentarnos?