• Árnica para golpes. Los remedios de nuestros ancestros

  • Todo lo que necesitas saber sobre el árnica para golpes leves. ¿Quieres saber cómo hacer una crema para golpes leves en niños?

Nuestros peques se lo pasan en grande jugando en casa, en el colegio, en el campo,… Aunque esto les suponga recibir algún leve golpe. Y es cuando te sale un… ”¡Mecachis, ya se ha vuelto a caer!”. En un momento se te encoge el corazón. Pero por suerte, normalmente queda en un pequeño susto. En este artículo te vamos a explicar los mejores remedios de nuestros ancestros, y que han pasado de generación a generación, entre ellos el del árnica para golpes leves.

Árnica para golpes leves

El árnica es una planta que crece en zonas de pasto y que se caracteriza por tener flores amarillas.. De hecho, el árnica es utilizada en diferentes remedios naturales, para pequeños golpes. Y, por ejemplo, la barra para los leves golpes, de árnica, es muy útil, ya que ofrece alivio en los peques y tranquilidad a los padres y profesores. Por este motivo, está presente en muchos colegios y hogares.

El árnica es un remedio natural por excelencia, y que forma parte de cremas, lociones, aceites, bálsamos… Así pues, es conocida el árnica para golpes leves en niños, ya que refresca y alivia la zona afectada.

Cómo hacer una crema de árnica para pequeños golpes en niños

Si quieres saber cómo hacer una crema para pequeños golpes en casa, te compartimos dos recetas:

Crema de árnica

Para preparar una crema para niños, necesitas:

  • 250 g. de árnica seca.
  • 62 g. de taza de cera de abejas rallada.
  • 62 g. de taza de manteca de cacao.
  • 156 g. de taza de aceite de almendras dulces o semillas de uva.
  • 1,2 g. de cucharadita de bórax.
  • 62 ml. de agua destilada.

Preparación de la crema para pequeños golpes en niños:

Si quieres preparar una crema para pequeños golpes en niños, pon una olla a calentar al baño maría con el aceite y el árnica seca durante 30 minutos. A continuación, filtra las flores a través de una tela y desecha los restos. Luego, coge la taza de infusión de aceite, y le agregas la cera de abejas y la manteca de cacao. Y la dejas derretir a fuego bajo.

En otro recipiente puedes mezclar el bórax en el agua y ponerlo en el fuego hasta que esté bien caliente. Una vez ambas mezclas estén en su punto, viértelas con cuidado en un solo recipiente. Asegúrate de dejarlo todo bien mezclado. Lo dejas reposar y lo bates dos minutos para conseguir una consistencia cremosa. Introduces la crema de árnica casera en un frasco hermético y la almacenas en un lugar oscuro. ¡Y ya tienes la crema para golpes leves en casa!

Crema de árnica casera para pequeños golpes en niños con olor de lavanda

Para preparar una crema para pequeños golpes en niños (en este caso, se recomienda que sean mayores de 10 años), o adultos, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 tazas de aceite de coco. Este tipo de aceite aporta las propiedades hidratantes útiles para una crema de estas características.
  • Media taza de árnica seca.
  • Media taza de cera de abeja. Tiene una composición grasienta que le ofrecerá consistencia. Asimismo, la cera de abeja tiene unas propiedades emolientes y cicatrizantes. 
  • De modo opcional: 3 gotas de aceite esencial de lavanda para ofrecerle un mejor aroma a tu crema. Realmente, hará un olor que además relajará a tu hijo, o a ti.

Preparación de la crema para pequeños golpes en niños con olor de lavanda:

Para preparar una crema de árnica para pequeños golpes, en primer lugar, es recomendable echar en una olla las dos tazas de aceite de coco y la media taza de árnica seca. Se mezcla con una cuchara y se calienta al baño maría. Una vez la mezcla esté caliente, colaremos los restos con papel filtro.

A continuación, puedes volver a poner la mezcla (libre de restos) en una olla. Agrégale media taza de cera de abeja y caliéntalo todo a fuego bajo hasta que quede derretida. Una vez lo has mezclado bien, lo puedes dejar reposar unos cuantos minutos.

Deberás batirlo todo con una batidora, hasta que todo adquiera una textura cremosa. Una vez tenga la textura deseada puedes agregarles las gotas de aceite de lavanda para ofrecerle un olor agradable. Y para terminar, puedes guardar la mezcla en un frasco hermético y guardarlo en un sitio oscuro hasta que quede solidificado, y ya tendrás tu crema de árnica para pequeños golpes leves realizada de manera natural.

Cómo utilizar la crema para pequeños golpes en casa:

Para aplicar la crema para pequeños golpes en niños casera, te recomendamos tener la piel limpia y seca en las zonas donde la quieras aplicar. Una vez la piel esté limpia, puedes coger un poco de la crema casera con las manos sin excederte en la cantidad. Masajea las zonas lesionadas haciendo movimientos circulares y suaves, durante unos 2 o 3 minutos. Una vez hayas terminado, ya puedes retirar los restos de crema con agua tibia.

Esta crema la puedes poner entre 2 y 3 veces al día y durante una semana como máximo. Si crees que necesitas más tiempo, deberías consultarlo con tu médico. 

Recuerda que son remedios para ayudarte a aliviar un golpe leve.

Otros remedios de nuestros ancestros

Otros remedios con árnica para los golpes leves son:

  • Infusión de árnica. Puedes empapar la infusión en una compresa, así aliviarás la tensión muscular en general. 
  • Aceite de árnica. Es un aceite ideal para realizar masajes en zonas doloridas.
  • Planta de árnica, fresca. Haciendo emplastos, sean sumidades floridas o raíz machada. Asimismo, se puede macerar en alcohol para hacer masajes.
  • Tintura de árnica para aliviar golpes leves. Macera 33 g. de planta seca en un litro de alcohol durante 27 días, y lo agitas de vez en cuando. Una vez transcurrido estos días, se filtra en un bote de vidrio translúcido. Puedes aplicar un masaje sobre el área dos o tres veces al día. 
  • Y otro remedio, aunque más actual, es el fabuloso Arnidol gel stick, que contiene ingredientes de origen natural como árnica, aparte de Harpagofito. Refrescará y reconfortará la piel de tu hijo después de un pequeño golpe. 

Toma nota, ya que seguro que alguno de estos remedios te será muy útil para cuando tu peque tenga una aventura de las suyas y se de un pequeño susto. Verás como alguno de estos trucos con árnica para golpes leves le aportará el alivio que necesita. 

POST RELACIONADOS

Más artículos
imagen del packaging junto a la barrita Arnidol Sun
Por qué protegerse antes de quemarse