• Superalimentos de otoño

¡Aaaaaaachís! El tiempo está cambiando y ya llegan los primeros resfriados. ¡Bienvenidos al otoño! Los cambios de temperatura, la vorágine de la rutina y las actividades extraescolares provocan a menudo un bajón de defensas que sufren los más peques de la casa y que, muchas veces, se puede remediar con pequeños cambios en su dieta diaria.

Con la llegada de la nueva estación, regresan los super alimentos de la temporada que podrás incluir en los platos y los tuppers de los más pequeños de forma fácil y divertida. En esta época del año, priman las frutas con mucho contenido de vitamina C y las verduras con los colores del otoño (verde, naranja y marrón).

Los superalimentos de otoño

La fruta del otoño. La fruta es un alimento que, por su aporte en vitaminas y minerales, recomiendan consumir los 365 días del año. En otoño damos la bienvenida a la granada, el membrillo, la naranja, la mandarina ,la pera, el plátano, la manzana, el aguacate, el pomelo y la uva.

Frutos secos. Fuente de fibra, los frutos secos son conocidos por sus propiedades antioxidantes y por prevenir enfermedades cardiovasculares. Además, ayudan a disminuir el estrés y la fatiga. Las castañas, las avellanas, las almendras y las nueces son propias de esta temporada.

Verduras. ¿Quién dice que la verdura es aburrida? Aporta a tus platos un toque de color con setas, coles de Bruselas, alcachofa, coliflor, calabaza, calabacín, repollo, espinacas, lombarda y berenjena.

Pescado en conserva. Ahora es el mejor momento para consumir almejas, berberechos y bonito. Úsalos en ensalada o solos con un poquito de pan. ¿Sabías que la vitamina B12 es conocida como la vitamina de la energía? ¡A tope de power!

La lista de la compra

¿Ya los has apuntado en la lista de la compra? Una buena opción puede ser preparar macedonia de frutas para desayunar o merendar. Aprovecharás el máximo número de frutas posibles y será un chute de vitaminas.

Las cremas calientes o frías también son una buena opción, ¡sobre todo para la noche! Combina diferentes verduras y juega con tus hijos a adivinar de qué color saldrá el puré.

Por último, acuérdate de meterles en la mochila una bolsita pequeña con frutos secos: les ayudará a concentrarse y a estar despiertos durante el día.

Y si necesitas una dosis de energía para sobrellevar las largas jornadas otoñales, aplícate tú también estos consejos, ¡no tienen edad!

POST RELACIONADOS

Más artículos
Cómo afrontar la llegada del calor